De Izq. a Der. El educador Marco Ferrell y los lingüistas Ramón Trujillo y Luisa Portilla.

Una crítica a la nueva versión en línea del Diccionario de la Real Academia Española (DRAE) formuló la lingüista Luisa Portilla Durand, docente principal de esta casa superior de estudios, durante el acto académico denominado “Día del Idioma Castellano” realizado el miércoles 23 de abril, en el auditorio principal de la Facultad de Letras y Ciencias Humanas (FLCH).

“La versión en línea de la 23.a edición del DRAE presenta, particularmente, definiciones discutibles (‘que se deben discutir’), ya sea porque no se sabe dónde se usan las acepciones que se plantean o porque se define con una evidente carga discriminatoria”, señaló la lingüista.

En la citada edición aparecen los siguientes artículos lexicográficos:
madre. (Del lat. mater, -tris). f. Hembra que ha parido. || 2. Hembra respecto de su hijo o hijos. […]
padre. (Del lat. pater, -tris) m. Varón o macho que ha engendrado.|| 2. Varón o macho respecto de sus hijos. […]

Según lo hizo notar la magíster Luisa Portilla, en madre se excluye el término mujer para decir el sexo femenino y únicamente aparece hembra; mientras que en padre, además del vocablo macho, se menciona la palabra varón para referirse al sexo masculino. Estas y otras expresiones evidencian, a decir de la especialista, una connotación machista en el DRAE.

El auditorio principal de la FLCH fue el lugar donde se desarrolló el evento académico.

Asimismo, cuestionó que el referido diccionario use términos sin marca geográfica como si fueran de uso general. “Por ejemplo, la palabra hijo para comprobar cómo, en varias frases en que aparece, figuran varias sin marca geográfica y, además, sin marca de intención o de valoración con respecto del hablante; palabras y acepciones desconocidas para muchos o que, en el caso de ser conocidas, deberían usarse con restricciones porque podrían herir la susceptibilidad del receptor: hijo bastardo, hijo de la chingada, hijo espurio...”.

Tales apreciaciones las dio durante su ponencia “Discriminación en el nuevo Diccionario de la Real Academia Española”. “Elaborar un diccionario como el DRAE no es una tarea fácil, sobre todo por la coherencia interna que éste requiere y por la trascendencia que tiene; por ello, la responsabilidad de la Academia en la elaboración del Diccionario es de crucial importancia”, concluyó.

En este encuentro académico, organizado con motivo del Día del Idioma, también participaron el educador Marco Aurelio Ferrell Ramírez y el lingüista hispano Ramón Trujillo Carreño, quienes ofrecieron las ponencias “Palabras del español en aimara” y “La profesión de Don Quijote”, respectivamente.