Rector de la UNMSM, Dr. Pedro Cotillo Zegarra, entrega al doctor Elmer Huerta, el diploma que lo incorpora como Doctor Honoris Causa de la Decana de América. 

El largo transcurrir de los 464 años de vida institucional de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos está marcado para siempre, en la historia del Perú, por el importante rol que le tocó desempeñar en la construcción de la idea de nación, patria y libertad; imponiéndose a las carencias, a las dificultades, a las adversidades y a la falta de fondos.

El doctor Iván Rodríguez Chávez, destacado sanmarquino, y actual rector de la Universidad Ricardo Palma, trajo a la memoria de los sanmarquinos y distinguidos invitados reunidos en el Salón General del Centro Cultural de San Marcos, diversas etapas de la vida de la Decana de América, desde aquel 12 de mayo de 1551, cuando el rey Carlos V y la reina Juana firmaron la Real Cédula que creó la Universidad de Lima.

Doctor Honoris Causa, Elmer Huerta; presidenta de la Comisión de Aniversario, Dra. Eleucy Pérez Tuesta de Torres;  vicerrectora Académica, Dra. Antonia Castro Rodríguez; Rector de la UNMSM, Dr. Pedro Cotillo Zegarra; vicerrector de Investigación, Dr. Bernardino Ramírez Bautista, y secretario general, Ing. Raúl Pizarro Cabrera.

“La propia norma que le da vida a San Marcos está indicando dos signos que debieron ser circunstanciales pero que se convirtieron en estructurales: uno de ellos es que no contaba con local propio, y el otro es que tampoco tenía rentas; y si observamos toda la historia de esta universidad, siempre va a tener problemas de falta de rentas”, manifestó en el discurso de orden de la ceremonia central por el 464° aniversario de fundación de la UNMSM, realizada el martes 12 de mayo.

La autoridad universitaria detalló los diversos locales que le tocó ocupar a esta casa de estudios superiores, desde la primera sede en el convento de Santo Domingo, pasando por el de la iglesia de San Marcelo, el que actualmente ocupa el Congreso de la República, luego a la antigua casona de San Marcos, y finalmente, la Ciudad Universitaria.

El rector sanmarquino, Dr. Pedro Cotillo Zegarra, destacó la contribución de los sanmarquinos al desarrollo del país.

Precisamente, en 1571 se generó una de las primeras crisis en la universidad, debido a que había crecido tanto la población estudiantil como la docencia laica, y mientras estos últimos aspiraban a participar en el rectorado, los dominicos no lo permitían porque el rector siempre era el prior del convento. En consecuencia, los docentes eligen como primer rector laico a Pedro Fernández de Valenzuela, lo que genera el desalojo de los ambientes dominicanos.

Estando en la sede de San Marcelo es que la universidad recibe el nombre de San Marcos, elegido por sorteo entre los nombres de los cuatro evangelistas, en 1574; en tanto, el papa Pío V había expedido la Bula papal que ratifica la creación de la universidad y le da el nombre de Real y Pontificia Universidad de San Marcos de Lima.

Siglo de las luces

El doctor Elmer Huerta es autor de libros como “Confrontando el cáncer, una guía para pacientes y familiares”, y “La salud hecho fácil, consejos vitales para llegar a viejo, lo más joven posible”, entre otras publicaciones.

Según detalló el doctor Rodríguez, el siglo XVIII marca el florecimiento de la universidad con la presencia de sanmarquinos como José Baquíjano y Carrillo, que alcanza notoriedad por pronunciar, en presencia del virrey Jáuregui, un elogio que en lugar de alabarlo, era una serie de críticas a las fallas y deficiencias estructurales del gobierno virreinal. Tras su censura, forma junto a Hipólito Unanue y Toribio Rodríguez de Mendoza, la Sociedad de Amantes del País, que reúne a intelectuales ilustrados y liberales, también docentes de San Marcos. Esta sociedad va a publicar el Mercurio Peruano, primera revista ideológica donde se manejaba el concepto de Perú como patria y como nación, y la visión económica y comercial que deben acompañar a estos aspectos ideológicos.

Dr. Iván Rodríguez Chávez.

En su recordatorio de la historia sanmarquina y el aporte de los sanmarquinos, mencionó a Pablo de Olavide, Vicente Morales Duárez, Víctor Andrés Belaunde, Raúl Porras Barrenechea. Entre los políticos, consideró a Víctor Raúl Haya de la Torre, Luciano Castillo, Javier Alva Orlandini y Luis Bedoya Reyes, entre otros destacados egresados o graduados en San Marcos que han contribuido con el desarrollo del país, desde los diversos campos de la sociedad.

Educación de la salud

Uno de los destacados egresados es, precisamente, el doctor Elmer Huerta Ramírez, quien fue distinguido como Doctor Honoris Causa por la Decana de América, en mérito a su reconocida trayectoria profesional en el área médica, principalmente en la prevención de la salud.

Rector, vicerrectores, decanos y miembros de la Comisión de Aniversario de la UNMSM, en la sala capitular del convento, primera sede sanmarquina.  

“El objetivo de mi vida profesional y mi faceta de comunicador es ser una especie de traductor o mensajero de ideas encaminadas a salvar vida”, destacó el homenajeado relevando el papel de su madre Margarita, como la principal influencia en su vida, que “me crío con una mano tibia y reconfortante y otra de hierro, firme y disciplinaria”; mientras que la ausencia del padre fue cubierta por dos figuras paternas importantes como lo fueron sus tíos Leoncio y Nicolás, quienes le enseñaron que no era inalcanzable el ser médico.

En 1969 ingresó a la UNMSM, haciendo estudios inicialmente en la Facultad de Educación para luego trasladarse a la Facultad de Medicina de San Fernando, en donde obtuvo el título de médico cirujano, especializándose en medicina interna y oncología médica en el Instituto Nacional de Enfermedades Neoplásicas (INEN). Asimismo, obtuvo su maestría en Salud pública en la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Johns Hopkins en Baltimore y su especialidad en prevención y control del cáncer en el Instituto Nacional del Cáncer.

Entre otros cargos ocupados, se ha desempeñado como miembro del Consejo nacional del Cáncer y galardonado con el premio Innovaciones en Prevención al ser destacado como un modelo de atención médica preventiva; presidente de la Sociedad Americana del Cáncer, siendo el primer presidente latino de esa organización. Actualmente, es fundador y director del Preventorio del Cáncer en el Instituto de Cáncer del MedStar Washington Hospital Center y colaborador médico de la cadena CNN en español, considerado como una de las fuentes de información médica en español más confiable en los Estados Unidos y en América Latina.

Misa conmemorativa

Instante en que se desarrolla la Ceremonia Eucarística, en el Convento de Santo Domingo.

Previamente, la comunidad sanmarquina, presidida por el Rector, Dr. Pedro Cotillo Zegarra, se reunió en el Convento de Santo Domingo para participar en la Ceremonia Eucarística en conmemoración de los 464 años de fundación de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM).

La misa fue oficiada por Fray Luis Enrique Ramírez Camacho, Prior del convento de Santo Domingo, que durante su homilía instó a que los devotos se embarquen en búsqueda de obtener un sentido de vida.

“El Evangelio nos enseña que en momentos difíciles y angustiosos el Señor se hace presente para darnos una solución, que muchas veces no consiste en acabar con el problema, sino en darle sentido y plenitud a nuestra vida. Este sentido de vida nos permite superar cualquier adversidad y orientar nuestro camino”, señaló el religioso durante la misa efectuada en la Basílica del Santísimo Rosario.

La sesión solemne de Aniversario se desarrolló en el Salón General del CCSM, con la presencia de la comunidad sanmarquina y distinguidos invitados.

El fraile aseguró que la comunidad dominica se sintió complacida de que la Decana de América regrese a su sede inicial. “Para nosotros es una alegría que ahora la UNMSM regrese al lugar que lo vio nacer: el otrora Estudio General Virgen del Rosario. El regresar al origen es renovador, novedoso e incluso revolucionario porque en el origen y fuente, Dios y su amor estaban presentes”, expuso.

Posteriormente, el Dr. Pedro Cotillo; la vicerrectora Académica; Dra. Antonia Castro Rodríguez y el vicerrector de Investigación, Dr. Bernardino Ramírez Bautista, se dirigieron a la Sala Capitular del convento de Santo Domingo para hacer entrega de un arreglo floral.  A la misa asistieron miembros de la Comisión de Aniversario,  decanos, docentes, personal administrativo y estudiantes.