Mascarillas N95 serían las primeras que se producen en el país. Foto: Difusión

El físico de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM), Justiniano Quispe Marcatoma, lidera un grupo de investigación que propone un modelo de producción de mascarillas N95 basado en nanotecnología.

Según el especialista sanmarquino, la tecnología desarrollada es la de electrohilado, especie de tejido con porosidad a nivel molecular calculable en dimensiones nanométricas y capaz de filtrar los agentes virales del coronavirus, causante de la actual pandemia.

El encargado de esta iniciativa es el doctor Justiniano Quispe Marcatoma de la Facultad de Ciencias Físicas de la UNMSM. 

Añadió –en entrevista con la Facultad de Letras y Ciencias Humanas- que el prototipo de mascarilla incluye nanocompuestos encapsulados con probada actividad germicida y antiviral.

“Con esta especie de telaraña podría empezar a producirse las tan requeridas mascarillas N95, imprescindibles para uso intrahospitalario del personal médico, así como de otros servidores públicos que laboran en la contención del virus, expuestos al contagio”, puntualizó.

La investigación del doctor Quispe Marcatoma, revela que hasta el momento la industria nacional es incapaz de producir mascarillas que satisfagan el estándar internacional N95 para la protección antiviral. “Urge empezar a escalar su modelo de producción y brindar una mayor protección, a quienes están combatiendo cara a cara la pandemia”, acotó.

El físico sanmarquino refirió que también se probará la efectividad de algunos compuestos naturales, tales como maca negra, té verde y uña de gato que funcionarán como barrera biológica para reforzar la protección de quienes la usen.

Su proyecto se encuentra compitiendo en el concurso “Proyectos especiales: respuesta al COVID-19”, convocado por el Concytec, y tiene un alto potencial para evitar el contagio y la pérdida de vidas humanas entre profesionales de la salud y la población.

La iniciativa es realizada desde el Centro de Investigaciones Tecnológicas, Biomédicas y Medioambientales (CITBM) de la UNMSM.

Fuente: Facultad de Letras y Ciencias Humanas