El equipo recibirá por parte del Concytec un financiamiento para comenzar la aplicación del proyecto. Foto: Difusión/Referencial 

El proyecto de un grupo de investigadores de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM) para la producción de mascarillas N95 basadas en la nanotecnología y capaz de filtrar los agentes virales del COVID-19, ha sido uno de los ganadores del concurso de Proyectos Especiales: Respuesta al COVID-19 que convocó el Consejo Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación Tecnológica (Concytec), a través del Fondo Nacional de Desarrollo Científico, Tecnológico y de Innovación Tecnológica (Fondecyt).

Este proyecto fue seleccionado en el área temática de Desarrollos Tecnológicos e Innovación y cuenta con la participación de 12 investigadores sanmarquinos de diversas facultades. El equipo recibirá por parte del Concytec un financiamiento de S/ 200,000.00 para comenzar con su aplicación.

Doctor Justiniano Quispe y 11 destacados investigadores sanmarquinos participan de esta iniciativa.  

Los integrantes del equipo son los científicos del Centro de Investigaciones Tecnológicas Biomédicas y Medioambientales (CITBM) y de la Facultad de Ciencias Físicas, Justiniano Quispe, Víctor Peña y Carlos Landauro. Lo integran también Verónica Carranza (Química e Ingeniería Química), Eliana Icochea (Medicina Veterinaria), Sonia Calle (Medicina Veterinaria), Martha Valdivia (Ciencias Biológicas).

Asimismo, están presentes Mónica Paredes (Ciencias Biológicas), Egma Mayta (Ciencias Biológicas), Ruth García de la Guarda (Ciencias Biológicas), Juan Torres (Ciencias Físicas), y Edgar Nagles Vidal (Ciencias Físicas).

El especialista y líder del proyecto, Justiniano Quispe, explicó que la tecnología desarrollada en su iniciativa ganadora es la de electrohilado, especie de tejido con porosidad a nivel molecular calculable en dimensiones nanométricas y capaz de filtrar los agentes virales del coronavirus, causante de la actual pandemia.

El prototipo de mascarilla incluye nanocompuestos encapsulados con probada actividad germicida y antiviral. La barrera biológica N95 propuesta por la UNMSM sería la primera que se produce en el país.

“Con esta especie de telaraña podría empezar a producirse las tan requeridas mascarillas N95, imprescindibles para uso intrahospitalario del personal médico, así como de otros servidores públicos que laboran en la contención del virus, expuestos al contagio”, puntualizó.

De acuerdo con la investigación, hasta el momento la industria nacional es incapaz de producir mascarillas que satisfagan el estándar internacional N95 para la protección antiviral.

“Urge empezar a escalar el modelo de producción y brindar una mayor protección a quienes están combatiendo cara a cara la pandemia”, explicó.

Cabe señalar que esta iniciativa es desarrollada desde el Centro de Investigaciones Tecnológicas, Biomédicas y Medioambientales (CIBTE).