“Alma, corazón y vida” por y
para San Marcos.

Una cámara sinfónica integrada por cinco intérpretes presentó, este 14 de mayo, en el auditorio Ella Dunbar Temple un recuento de la historia musical internacional y peruana expresadas en cuerdas.

Dicha presentación embelesó el oído de todos sus asistentes en el marco del 464° aniversario de la universidad más antigua del continente americano, la Universidad Nacional Mayor de San Marcos.

Director de cámara, sanmarquino Cristian Maguiña.

El repertorio inició con la exquisita “Pequeña serenata nocturna” del compositor Wolfgang A. Mozart, continuando con piezas de Antonio Vivaldi, Johann Bach, G. Handel, J. Brahms, entre otros, finalizando con “Adiós pueblo de Ayacucho”, la danza de “El cóndor pasa”, los valses “Alma, corazón y vida” y “La Flor de la Canela”, además del imperdible huayno “Valicha”.

Melodía al son del punteo
en violonchelo.

El quinteto de cuerdas Vivaldi, conformado por su director y primer violín, Cristian Maguiña, un segundo violín (Cecilia Valtierra), una viola (Ernesto Jara), el violonchelo (Emilia Zamora) y el contrabajo (Javier Hernández) mostraron solo un extracto de este arte mediante esta música de cámara, de salón, plasmando un empaste musical. 

Quinteto de cuerdas Vivaldi deleitando con “Valicha”.

Recordemos que la peculiaridad de las cuerdas en este viaje cultural radica en la habilidad cambiante de nota a nota, que a su vez, transmite un cambio de emociones en el sentir humano pues llora, salta y armoniza nuestro juicio.