El rector de la UNMSM, Orestes Cachay Boza, deseó suerte a los postulantes y manifestó su deseo de recibirlos como nuevos sanmarquinos.

Luego de dos exitosas jornadas desarrolladas con transparencia, garantía y estrictas medidas de seguridad, 22 910 jóvenes (11 126 mujeres y 11 784 varones) compitieron para lograr las 2136 vacantes que ofreció la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM), para el examen de admisión realizado los días 16 y 17 de setiembre, en la Ciudad Universitaria.

Los postulantes en pleno desarrollo de la prueba de admisión.

En el segundo día de la prueba, 11 750 postularon a las áreas de Ingeniería, y de Humanidades y Ciencias Jurídicas y Sociales; entre ellos un invidente; mientras que el sábado se presentaron 11 160 a las áreas de Ciencias de la Salud, Ciencias Básicas y Ciencias Económicas y de la Gestión, en el marco del Proceso de Admisión 2018-I, conducido por la Oficina Central de Admisión (OCA).

El examen de admisión fue supervisado por el rector de la UNMSM, doctor Orestes Cachay Boza; los vicerrectores académica de Pregrado y de Investigación y Posgrado, doctores Elizabeth Canales Aybar y Felipe San Martín Howard, respectivamente; el jefe de la OCA, doctor Omar Álvarez Díaz; decanos; secretaria general, y jefes de oficina generales.

Rector y jefe de la OCA en recorrido por las instalaciones del campus universitario.

Cabe destacar que uno de los nuevos sanmarquinos es Juan Daniel Llontop Solano, de 15 años de edad, quien con apenas 13 años de edad, postuló al examen del 2016-I alcanzando con su puntaje el primer puesto en el cómputo general; sin embargo, no cubrió la vacante porque no había concluido la educación secundaria, requisito indispensable para ingresar a San Marcos. En esta oportunidad, ha logrado su ansiado sueño de ingresar a la Decana de América, al ocupar el primer puesto en el área de Ciencias Básicas, ingresando a la Escuela Profesional de Genética y Biotecnología, de la Facultad de Ciencias Biológicas.

Miles de jóvenes hacen su ingreso a la Ciudad Universitaria para rendir el examen de admisión.

En reunión previa al desarrollo de la prueba de este domingo, el jefe de la OCA destacó que, de los 635 jóvenes de bajos recursos exonerados del pago de inscripción, 46 provienen de la Comunidad Sagrada Familia de Ventanilla, de la Región Callao; y 24 de zonas deprimidas de los departamentos del Sur del país, como Puno, Tacna, Moquegua, Arequipa y Cusco, entre otros, cuyo traslado, alojamiento y alimentación estuvo a cargo de esta universidad.

El control dactilar fue aplicado a todos los que ingresaron a la Ciudad Universitaria, incluidas las autoridades sanmarquinas.

La estricta prueba general, que se inició a las 10:00 a. m. y concluyó a 1:00 p. m., estuvo conformada por 100 preguntas, de las cuales 30 corresponden a las habilidades (verbal y matemática) y 70 a conocimientos, incluido un texto con dos frases en inglés.

Estadísticas

En el presente proceso de admisión la mayor demanda tuvo el área de Ingeniería con 6835 personas (29.8 %); seguida por Ciencias de la Salud con 5464 (23.8 %); Humanidades y Ciencias Jurídicas y Sociales 4915 (21.5 %); Ciencias Económicas y de la Gestión 4826 (21.1 %) y Ciencias Básicas con 870 postulantes (3.8 %).

Corriendo la maratón sanmarquina para alcanzar una vacante.

En cuanto  a las carreras profesionales, Medicina Humana siguió en la preferencia de los jóvenes con 2129 postulantes; luego Derecho con 1951; Ingeniería Industrial 1416; Administración 1 095 y Contabilidad 1065. Respecto a los postulantes por tipo de colegio, 11 395 provienen de colegios públicos y 11 515 de instituciones educativas particulares, de los cuales 2465 residen en el distrito de San Juan de Lurigancho; 1987 en San Martín de Porres; 1254 en Ate-Vitarte; 1307 en Lima Cercado y 1296 de Comas.                                                 

Las unidades de transporte conocidas como “burritos”, recorrieron el perímetro del campus con los jóvenes postulantes.

Medidas de seguridad

Para garantizar la seguridad en el desarrollo de la prueba, la OCA implementó estrictas medidas de seguridad, dentro y fuera de la Ciudad Universitaria. Así, los postulantes pasaron por los controles de metales al ingreso del campus y del aula en donde dieron la prueba;  el reconocimiento de identidad con el control dactilar a cargo del Registro Nacional de Identificación y Estado Civil (Reniec), tanto para los postulantes como para autoridades y el personal de apoyo, entre estudiantes y administrativos presentes en las jornadas.

Así también, se contó con la participación de representantes del Ministerio Público y personal de la Dirección de Investigación Criminal PNP (Dirincri); y efectivos policiales en los alrededores de la Ciudad Universitaria.