Economista Alfonso García Miró.

¿Qué requerimos para ser un país de primer mundo? Fue la interrogante que planteó el economista Alfonso García Miró, past presidente de la Confederación Nacional de Instituciones Empresariales Privadas (Confiep), durante su conferencia magistral “El Perú en el siglo XXI, de un país en desarrollo a un país desarrollado”, organizada por el Centro de Extensión Universitaria y Proyección Social (Ceups) de la Facultad de Ciencias Económicas (FCE).

Para que el Perú logre tal propósito se necesita, a decir de García Miró, contar con instituciones sólidas; luego, un Estado eficiente y predecible, un sector privado moderno y una sociedad con necesidades básicas satisfechas. “La meta es ser un país del primer mundo en 20 años, pero para eso debemos prepararnos para transitar por el círculo virtuoso del desarrollo”, precisó.

Dicho círculo, explicó, va de lo general a lo particular, y tiene como punto de partida el respeto a los principios que rigen nuestra sociedad, tales como la democracia, el estado de derecho, el libre comercio, combate a la corrupción, meritocracia pública, entre otros.

Sobre esa base, será posible fortalecer las instituciones; vale decir, los partidos políticos, el Poder Judicial, el sistema financiero, los medios de comunicación, las universidades, etc. Contar con instituciones sólidas generará confianza, ya que denotará la existencia de un sistema que funciona con reglas claras, estables, neutrales, predecibles, transparentes y con libertad, igualdad y orden.

Un clima de confianza propiciará un mayor flujo de inversiones con igualdad de oportunidades, riesgos razonables, crecimiento sostenido y mercados competitivos. En ese escenario, será posible mantener el crecimiento económico del país con el desarrollo de infraestructura, productividad, competitividad, rentabilidad, entre otros aspectos.

Por último, de concretarse los supuestos precedentes, el Perú será un país con menos pobreza y con más educación, información, infraestructura, conectividad, saneamiento, seguridad, ahorros, etc.; es decir, una nación con niveles de vida similares a las del primer mundo.

El Salón de Grados de la FCE estuvo colmado de estudiantes.

Esta fue la propuesta de desarrollo que, a título personal, presentó el conocido empresario, el jueves 25 de febrero, en el Salón de Grados de la FCE, ante un auditorio colmado de estudiantes sanmarquinos

Tras aclarar que aún resta mucho por hacer para alcanzar dicho propósito, destacó los avances que en las últimas dos décadas ha logrado el país gracias, en buena medida, de acuerdo con su parecer, al sector privado.

Así, dijo que dicho sector explica el 96% del crecimiento, el cual, a su vez, representa el 60% de la reducción de la pobreza entre el 2004 y 2014. Según cifras presentadas durante su exposición, en ese periodo 12 millones de peruanos dejaron de ser pobres, siendo el sector privado el que ha contribuido a mejorar la calidad de vida de más de 8 millones de personas en ese mismo intervalo de tiempo.

El encuentro académico fue presidido por el decano de la Facultad de Ciencias Económicas, Mg. Richard Roca Garay, quien estuvo acompañado del director del Ceups, economista Jorge Manco Zaconetti, y por su colega invitado Máximo Barrueto Pérez.