Flamantes sanmarquinos del interior del país que se prepararon en el Centro Preuniversitario.

En el reciente proceso de admisión, 16 jóvenes estudiantes del Centro Preuniversitario de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM), procedentes de diversas regiones del país, lograron el ansiado ingreso a la Decana de América. Los directivos de dicha dependencia sanmarquina les dieron la bienvenida y premiaron su esfuerzo.

Parafraseando al escritor sanmarquino, José María Arguedas, se suele de decir que la Decana de América es una universidad de todas las sangres por su variopinta población estudiantil.

En esta oportunidad, jóvenes de Cajamarca, Huancayo, Huaraz, Amazonas, Huancavelica, Moyobamba, Junín, Tarma, Tumbes, Pasco, entre otras, pasarán a engrosar las filas de esta cuatricentenaria casa superior de estudios, en marzo próximo, cuando empiecen sus clases.

Dr. Juan Espinoza y directivos del Centro Preuniversitario junto a los ingresantes provincianos.

 

Lograr ingresar a la universidad más antigua de América requiere, en muchos casos, de sacrificios y privaciones de diversa índole y más aún si el postulante no es de la capital, sino que lo digan estos jóvenes provincianos, quienes tuvieron que separarse de sus familias al dejar sus localidades de origen, con el único propósito de ser sanmarquinos, y vaya que su esfuerzo valió la pena y hoy pueden decir con orgullo que cumplieron su sueño.

“El Centro Preuniversitario tiene un sentimiento de gratitud hacia ustedes porque San Marcos, la gran institución de educación superior del país, se fortalece y revitaliza con cada uno de Uds., quienes hacen mucho más evidente la dimensión nacional de esta universidad. Quisiéramos que sean los mejores profesionales del país y que sus localidades estén orgullosos de Uds”.

Los jóvenes egresaron del Centro Preuniversitario y ahora empezarán su vida universitaria.

 

 

 

Con estas palabras, el director ejecutivo del Centro Preuniversitario de la UNMSM, Dr. Juan Espinoza Blanco, felicitó y dio la bienvenida a los flamantes sanmarquinos provincianos, en una emotiva ceremonia, en la que estuvo acompañado de las directoras académica y administrativa-financiera de dicho centro, Betty Shiga Oshige y Gloria Castro León, respectivamente.

En la reunión efectuada el sábado 27 de setiembre, en la sede de Santa Beatriz, cada uno de los jóvenes presentes dio su testimonio y su sentir sobre su ingreso a esta casa superior de estudios. A continuación, presentamos cuatro de ellos.

 

 

 

 

 

Emma Cubas Ruiz (18). Cajamarca. EAP: Auditoría Empresarial. Facultad: Ciencias Contables.

“Lo más difícil de venir a Lima a estudiar fue separarme de mi familia porque soy muy apegada a ellos. Pero mi sueño siempre fue estudiar en San Marcos y ahora que lo he conseguido siento que esto es solo el comienzo de un gran camino que nos llevará a ser profesionales y sanmarquinos”.

 

 

 

Carlos Poclín Meza (16). Amazonas. EAP: Ingeniería de Software. Facultad: Ingeniería de Sistemas e Informática.

“Agradezco al Centro Preuniversitario por la preparación muy completa y muy buena que nos han dado, al punto que el examen de admisión me pareció muy fácil. Estoy muy feliz de haber ingresado a San Marcos y muy agradecido a mis padres y en especial a mi madre, quien sacrificó su trabajo por acompañarme a Lima”.

 

 

Rolando Lapa Yauri (21). Huancavelica. EAP: Ingeniería Geológica. Facultad: Ingeniería Geológica, Minera, Metalúrgica y Geográfica.

Yo vengo del distrito de Huayllay Grande, que está ubicado a 3000 msnm. Llegué a Lima para prepararme sin saber nada de los temas del examen de admisión. Postulé a San Marcos pero no ingresé. Mis padres me hablaron del Centro Pre, me ayudaron y no desaproveché la oportunidad. Para ingresar a San Marcos tienes que sufrir bastante, pero estudié mucho, incluso los domingos, e ingresé.

 

 

Gleisi Cubas Chuquicahua (17). Moyobamba. EAP: Economía Internacional. Facultad Ciencias Económicas.

Desde pequeña siempre he querido estudiar en San Marcos, y en el Centro Preuniversitario encontré la posibilidad de hacerlo. Agradezco a las autoridades por el ingreso directo. Saber que estudiaré en la UNMSM es algo maravilloso. Ingresar ha sido un reto que alcancé y es un paso para lograr cosas mucho más grandes.

 

Ver galería de fotos