Doctora Rocío Cornejo, vicedecana académica de Pregrado.

La Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos recibió el 5 de enero, con gran entusiasmo, a un grupo de alumnos de intercambio extranjeros y del interior del país, quienes compartirán estudios con sus pares sanmarquinos durante el presente año.

Estudiantes de intercambio junto a las autoridades.

Se trata de universitarios pertenecientes a la Escuela Profesional (EP) de Medicina Humana, provenientes de Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Honduras, entre otros países, quienes departieron, en una ceremonia de presentación, sobre sus experiencias académicas, donde participaron también alumnos de intercambio de diversas universidades peruanas, que pasarán una estadía en la Decana de América.

Dicho intercambio estudiantil fue posible gracias al programa con el que cuenta la facultad, con el apoyo de Oficina General de Cooperación y Relaciones Interinstitucionales (OGCRI), de la Sociedad Científica de San Fernando y de la International Federation of Medical Students' Associations (IFMSA).

Doctor Roberto Shimabuku, director de la EP de Medicina Humana.

Al acto protocolar, realizado en el auditorio de Medicina Preventiva y Salud Pública, asistieron, en representación del decano de la Facultad de Medicina, doctor Sergio Ronceros Medrano, la vicedecana académica de Pregrado, doctora Rocío Cornejo Valdivia, quien se encargó de dar la bienvenida a los estudiantes; el director de la EP de Medicina Humana, doctor Roberto Shimabuku Azato; el jefe de la OGCRI, Andrés Cáceres Tapia, y el jefe de la Oficina de Relaciones Interinstitucionales y Gestión de Proyectos de la facultad, doctor Manuel Núñez Vergara.

Al finalizar la reunión, en la que también estuvieron presentes los docentes tutores de los alumnos, el representante de la Dirección Académica de Medicina Preventiva y Salud Pública, doctor Juan Pablo Murrillo, guio a los jóvenes por las instalaciones más importantes y emblemáticas de la facultad, como el Patio de Honor, donde se ubica la escultura de Hipólito Unanue, médico sanfernandino precursor de la independencia peruana.