Monseñor Carlos Castillo Mattasoglio disertó la conferencia “La condición humana en tiempos de crisis: corrupción, ética y espiritualidad”.

Durante su conferencia magistral de inauguración del año académico de la Facultad de Letras y Ciencias Humanas (FLCH), el arzobispo de Lima y primado de la Iglesia católica en el Perú, Carlos Castillo Mattasoglio, egresado de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM), instó a los estudiantes a reflexionar sobre la corrupción, la ética y la espiritualidad.

En su alocución, el monseñor Castillo destacó que, en la actualidad, haya un gran sector de la población que rechaza la corrupción y otros males sociales, manifestándose de manera pública.

Rector, doctor Orestes Cachay, junto al arzobispo de Lima y primado de la Iglesia católica en el Perú, Carlos Castillo.

“Hoy, hay gente que reacciona y sale a la calle, y eso tiene mucho valor. Se está acabando la religión del miedo. La indignación ciudadana se manifiesta por una vida digna para la mujer y todos, por una mayor tolerancia y una experiencia religiosa de libertad”, subrayó el sacerdote.

Sobre el sentir ciudadano en torno a la corrupción, agregó que la sensibilidad popular demanda una religión que no sea indiferente ante dicho flagelo. “La gente quiere que la Iglesia también acompañe los procesos de dolor y las heridas de las personas”, recalcó el también sociólogo sanmarquino.

En la ceremonia, se dio un emotivo reencuentro entre el maestro Raymundo Prado y su alumno, el arzobispo Carlos Castillo.

“En San Marcos conocí la realidad”

Durante su exposición, también le dedicó unas emotivas palabras a su alma máter y maestros, entre ellos, el doctor Raymundo Prado Redondez, quien estuvo presente en la referida ceremonia de apertura del año académico, realizada el 25 de marzo en el auditorio de la FLCH. “Estoy muy honrado de volver a casa. La primera vez que llegué aquí fue en 1968 y conocí a grandes maestros, como Raymundo Prado”.

“Siempre quise ser cura, pero me interesaba mucho la realidad. Mientras los agustinos querían llevarme a España, yo deseaba conocer la realidad y esta la aprendí aquí. Éramos 200 alumnos en el aula y tuvimos maestros que nos enseñaron con una dedicación impresionante”, comentó sobre su vocación sacerdotal y su ligazón social, al tiempo de agradecer al rector y al decano por invitarlo a disertar en la Decana de América.

Durante la ceremonia, el decano de la FLCH pidió un minuto de silencio en memoria del docente sanmarquino César Lévano.

El acto protocolar fue presidido por el rector, doctor Orestes Cachay Boza, quien dio la bienvenida al mencionado primado. “Es un alto honor contar con la presencia del arzobispo de Lima en la facultad más antigua de nuestra institución. La UNMSM se honra con su visita y siempre lo esperaremos con los brazos abiertos”, puntualizó el rector al declarar inaugurado el año académico en la FLCH.

Espíritu solidario

Por su parte, Raymundo Prado, docente principal de la citada facultad, hizo una semblanza de su reconocido exalumno. “Carlos Castillo siempre se presentaba con una sonrisa y alegría en todas mis clases y con un espíritu solidario, sobre todo, en lo académico, con todos sus compañeros”, rememoró.

La Banda de Música del Centro Cultural de San Marcos puso la nota artística de la apertura del año académico.

Su maestro también resaltó el trabajo intelectual de su discípulo. “Aprecio su capacidad historiográfica. La teología de la conversión es el aspecto más notable de su trabajo. Destaco su rigor académico y su perspectiva metodológica de extraordinario valor”, remarcó el profesor.

En memoria de César Lévano

A su turno, el decano de la facultad, magíster José Carlos Ballón Vargas, tras saludar la presencia del arzobispo en la dependencia que dirige, solicitó un minuto de silencio en memoria y homenaje a César Lévano La Rosa, sobresaliente periodista y docente de esta casa superior de estudios, quien falleció el pasado sábado 23 de marzo.