Jefe de la OGCRI, Andrés Cáceres Tapia, exhortó a los estudiantes a que continúen arando sus caminos prósperos.

Orgullosos de haber pasado una grata estadía en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM), primera casa superior de estudios de América, alumnos de intercambio se despidieron con la promesa de retornar y motivar a que más jóvenes busquen estudiar en ella.

Estudiantes de Alemania, Estados Unidos, España, México, Argentina, Colombia y del interior de Perú se reunieron en la Facultad de Ingeniería Industrial el 14 de julio para compartir sus experiencias vividas en esta cuatricentenaria universidad, de la cual afirmaron que posee un importante nivel académico, que les ha servido para fortalecer su formación e incrementar sus conocimientos.

Alumnos de intercambio participaron de una ronda de testimonios sobre sus experiencias vividas en San Marcos.

Asimismo, agradecieron a la Oficina General de Cooperación y Relaciones Interinstitucionales (OGCRI) por haberlos apoyado durante su permanencia. Al respecto, el jefe de dicha dependencia, Andrés Cáceres Tapia, felicitó al cuerpo de trabajo de la Unidad de Movilidad Académica (UMA) e instó a los jóvenes a que continúen construyendo sus futuros trabajando en los proyectos que necesitan para hacer prósperos sus caminos.

A continuación, se presentan algunos testimonios de lo vivido en la UNMSM:

Johana Cecilia Peláez Aguirre, de la Fundación Universitaria del Área Andina (Colombia)

“Ha sido la mejor experiencia de mi vida académica y será muy valioso que en mi currículo diga que he estudiado en la Decana de América”.

Adriana Romero González, de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (México)

“Fue la primera vez que salí de mi país y no me arrepiento en absoluto de esa decisión. Hice muy buenos amigos aquí. Gracias a esta universidad por recibirme”.

Estudiantes se reunieron en la Facultad de Ingeniería Industrial.

Andrea Victoria Páez, de la Universidad Nacional de Cuyo (Argentina)

“En particular, mi estancia en Perú la pasé practicando en un hospital, en el que conocí estudiantes de todas las universidades, pero fue importante ser parte de San Marcos”.

José María Pérez Naranjo, de la Universidad de Málaga (España)

“La gente de San Marcos es muy especial. Acabo de terminar dos semestres y ha sido una experiencia increíble. Muchas gracias al equipo de la OGCRI que siempre estuvo cerca”.

Marisa Timm, de la Universidad de Marburgo (Alemania)

“Existen diferencias importantes entre esta ciudad y el lugar de donde vengo; sin embargo, me adapté muy bien gracias a la calidez y la ayuda de mis compañeros sanmarquinos”.

Eileen Solange Comelio Pucuhuayla, de la Universidad Nacional del Centro del Perú

“En San Marcos, me llevé una grata sorpresa de cómo se maneja esta universidad, ya que es muy ordenada en su gestión y posee un nivel académico diferente; es un mundo multicultural”.