De la colección Clásicos sanmarquinos Instituciones, de Ella Dunbar Temple.

Este 20 de febrero se cumplen 19 años (1998) del fallecimiento de la doctora Ella Dunbar Temple, la primera mujer que ocupó una cátedra universitaria en el Perú, la primera historiadora profesional en la Academia Nacional de Historia, la primera en una junta directiva del Colegio de Abogados de Lima y la primera como Vocal Superior Suplente; además de sus aportes bibliográficos como la publicación de 14 de los 86 tomos de la Colección Documental de la Independencia del Perú, que contribuyen a la comprensión del rol del pueblo peruano en la emancipación.

La ilustre sanmarquina nació el 10 de junio de 1918 en la ciudad de Lima, pero siempre destacó su vínculo con la tierra piurana por su padre Ricardo Temple Seminario, quien estaba emparentado con la familia del héroe Miguel Grau Seminario. En su homenaje, al cumplirse el centenario de la Guerra del Pacifico, publicó la monografía El victorial de Miguel Grau, editada por la Universidad Nacional Mayor de San Marcos.

Ella Dunbar Temple y Carlo Radicati di Primeglio, destacados historiadores y catedráticos. 

A su paso por las aulas de la Decana de América, en 1941 se recibió como abogada, y en 1946 obtuvo el grado de Doctora en Historia y Literatura con la tesis La descendencia de Huayna Cápac. Antes, había cursado estudios superiores en la Pontificia Universidad Católica del Perú, en donde se graduó de bachiller en Humanidades y Derecho.

Durante el ejercicio de la docencia en la Facultad de Letras y Ciencias Humanas de San Marcos, inauguró las cátedras de "Historia de las instituciones peruanas" e "Historia de la geografía”. En virtud de sus valiosos aportes en la docencia e investigación, recibió la distinción de Profesora Emérita; mientras que su nombre identifica al auditorio principal de la sede central de esta casa superior de estudios, en la Ciudad Universitaria.  

Casada con el conde Carlo Radicati di Primeglio, historiador y catedrático italiano radicado en el Perú, la insigne sanmarquina falleció el 20 de febrero de 1998 y sus restos permanecen en el Cuartel de San Ezequiel, en el Cementerio Presbítero Maestro.

Hoy en día, su memoria perdura en la Fundación Biblioteca Museo Temple-Radicati, Centro de Altos Estudios de Investigaciones Peruanistas, el cual funciona en la residencia cedida por los esposos a la UNMSM, mediante escritura pública, el 27 de junio de 1996. Entre el legado cultural y archivos históricos, se encuentra un importante acervo documentario, así como la importante colección de 25 quipus inéditos que pertenecieron al doctor Radicati, actualmente en custodia en el Museo de Arte de Lima (MALI).