La UTS cuenta con la participación de profesionales de diferentes disciplinas. 

A cuatro meses de haber iniciado el 2019, la Unidad de Telesalud (UTS) de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM) asume nuevos retos: ser un referente nacional en la investigación, innovación y desarrollo en el campo de la salud, y continuar implementando proyectos innovadores que beneficien a la población en general.

En una entrevista a San Marcos al día, el doctor Leonardo Rojas, jefe de proyectos de la mencionada unidad, detalló los planes que él y su equipo vienen desarrollando, entre los que se encuentran innovaciones como un software de inteligencia artificial que reconoce lesiones equimóticas, simuladores de tecnologías médicas en 3D, entre otros.

—¿Cómo nació la Unidad de Telesalud de la Facultad de Medicina?

La Unidad de Telesalud se fundó con Resolución de Decanato N.º 0516-D-FM-2017, el 7 de marzo del año 2017, a propuesta de un grupo de egresados de la Promoción 98 de la Escuela Profesional de Medicina Humana, liderados por los doctores Leonardo Rojas Mezarina y Héctor Espinoza Herrera, que venían trabajando estos temas en el Ministerio de Salud y en otras instituciones privadas.

—¿A qué se dedica la Unidad de Telesalud?

La UTS se creó con la finalidad de utilizar las nuevas tecnologías de la información y la comunicación (TIC) en las actividades de docencia, investigación y proyección social en el campo de la salud, generando servicios destinados a satisfacer las necesidades de información, capacitación, acompañamiento y asesoría para la toma de decisiones clínicas, búsqueda y análisis de información orientada a la prestación y gestión de los servicios de salud, entre otros.

—¿Cuál es la labor de los profesionales de la Unidad de Telesalud de la Facultad de Medicina?

En la UTS, se cuenta con la participación de profesionales de diferentes disciplinas, entre epidemiólogos, médicos, ingenieros, etc. Sin embargo, todos tienen una meta en sus diferentes campos, dado que en los proyectos de investigación es necesario el conocimiento de desarrollo de hardware y software, la usabilidad, legalidad e incluso su aceptabilidad en la población objetivo; de ahí la importancia de un equipo multidisciplinario.

Equipo trabaja en proyectos que beneficiarán al sector salud del país.

—¿Qué objetivos tienen como unidad? ¿Qué esperan lograr como metas a largo y corto plazo?

A corto plazo, estamos realizando validación de tecnologías que ya existen tanto en el ámbito nacional como internacional, midiendo su usabilidad y efectividad en el Perú. Recordemos que algo que sería perfecto en otro país podría simplemente no funcionar en el Perú. Es por eso que muchas soluciones tecnológicas que tratan de ser integradas en nuestro sistema de salud llegan a implementarse, pero no tienen sostenibilidad. Es ahí donde la unidad de Telesalud evalúa las diferentes tecnologías, las pone a prueba y establece cuáles son sus beneficios y sus dificultades en la realidad peruana.

A mediano y largo plazo, tenemos la visión de convertirnos en un centro nacional de investigación, innovación y desarrollo, el cual sea sostenible y que contribuya con la generación y difusión del conocimiento relacionado al uso de las TIC a fin de contribuir con la mejora de la salud de la población peruana.

—Coméntenos sobre los proyectos que están desarrollando actualmente

Actualmente, estamos en la tercera etapa del programa TeleMentoría, dado que pasó por una etapa piloto con 63 médicos rurales; luego, una primera implementación que contó con la participación de 160 médicos rurales, y ahora la segunda implementación del año.

Tenemos el proyecto TeleStroke, que busca reducir los tiempos de atención de las personas que sufren accidentes cerebrovasculares. Se sabe que la ventana de atención es muy corta y mientras más rápida la atención, menos secuelas presentará el paciente o incluso se le salvará la vida. Este proyecto evalúa un antes y después de aplicar tecnologías para el envío y lectura de imágenes médicas en formato DICOM, basado en sistemas en la nube y la adecuada capacitación del equipo del proyecto.

Trabajamos en una inteligencia artificial para datación de lesiones equimóticas. Este es un software desarrollado para que un sistema de inteligencia artificial aprenda a reconocer las diferentes lesiones equimóticas y, a través de la captación de imágenes, calcule con mucha certeza el tiempo que tiene esta lesión. Este software tiene usabilidad en muchas áreas de medicina legal.

A mediano y largo plazo, la UTS tiene la misión de convertirse en un centro nacional de investigación, innovación y desarrollo.

También estamos implementando simuladores con tecnología 3D con el apoyo de ingenieros expertos en desarrollo de estas tecnologías. Se están desarrollando simuladores para el ámbito educacional y asistencial que permitirá a los profesionales de salud obtener mejores habilidades a un bajo costo y dar una mejor calidad de atención en el campo de la intervención al paciente. Recordemos que actualmente un simulador puede costar miles de dólares, lo que limita mucho que tanto universidades como hospitales invierta en este tipo de materiales.

—Dentro de sus planes, ¿cómo potenciarán el proyecto de TeleMentoría?

Estamos estableciendo alianzas con diferentes facultades de medicina que ven en este proyecto una oportunidad de mantenerse en contacto con sus exalumnos, y, al mismo tiempo, que se efectúe un seguimiento de los egresados, dándoles apoyo para que puedan brindar un mejor servicio de salud y representar a su casa de estudios.

También entidades nacionales, como el Ministerio de Salud, están brindando el apoyo a este proyecto a fin de tener un trabajo conjunto para la capacitación, orientación y apoyo a los médicos serumistas que laboran a nivel nacional.

—El año pasado ganaron tres categorías del concurso ConectaRSE para Crecer de Telefónica. ¿Cómo se viene implementando el proyecto ganador en las regiones del país?

Estamos en proceso de la firma de un convenio para poder utilizar los fondos del premio. Esto es un proceso lento en instituciones públicas tan grandes como lo es la universidad; sin embargo, con nuestros propios recursos venimos llevando a cabo algunas coordinaciones y viajes para poder avanzar con el proyecto de TeleMentoría y entrevistar a sus participantes.

Con los fondos obtenidos en el concurso, pensamos en fortalecer el equipamiento de nuestra unidad, pues, desde un inicio, comenzó a trabajar gracias al apoyo de los alumnos egresados de nuestra facultad y que constantemente vienen apoyando para que se mantenga a flote.