Momento de la develación de la placa conmemorativa a cargo del rector Orestes Cachay y el decano Carlos Quispe.

La elaboración de piezas para problemas bucales, distintivos de organizaciones, repuestos, dispositivos para la industria alimentaria y juegos interactivos son las principales utilidades que tendrá el flamante Laboratorio de Innovación Disruptiva (Dislab) de la Unidad de Posgrado (UPG) de la Facultad de Ingeniería Industrial (FII).

Este moderno laboratorio apoyará a los estudiantes de la citada UPG, y a los de pregrado, en temas de elaboración de prototipos y propuestas de innovación para diferentes usos, en la industria de la salud, metal mecánica y construcción, arte, etc.

El laboratorio está equipado con modernas impresoras 3D.

Para tal efecto, cuenta con cuatro impresoras 3D Flashforge Creator Pro, una pizarra táctil inteligente, tres pizarras para dibujar, módulos educativos, entre otros implementos.

La misión de este centro es la utilización de impresión 3D, aplicación de la vigilancia digital, análisis de defectos en los procesos y realización de patentes de software.

Doctor Orestes Cachay acompañado del magíster Carlos Quispe, doctor Jorge Inche, doctor Fernán Muñoz (asesor de la 1551) y personal del laboratorio.

A futuro, Dislab se proyecta como un espacio que permitirá el uso de juegos interactivos con el fin de resolver problemas, necesidades de las organizaciones, constituyéndose en un laboratorio que proporcione servicios a las 20 facultades de la Decana de América.

El laboratorio fue inaugurado el viernes 13 de diciembre por su padrino, el rector Orestes Cachay Boza, quien estuvo acompañado del decano de la FII, Carlos Quispe Atúncar; el director de 1551, Jorge Inche Mitma; entre otros invitados.