“La información de calidad, oportuna
y completa mejora las condiciones
de vida de los ciudadanos”,
mencionó la abogada durante
su exposición.

La magister Heidi Soraya Cárdenas Arce sustentó este martes 11 de agosto, de manera virtual, la tesis titulada “Deficiencias y limitaciones normativas al derecho de acceso a la información pública en el Perú” para optar por el grado académico de doctora en Derecho y Ciencia Política por la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM).

La tesis, sustentada a través de la plataforma virtual Google Meet, tuvo como hipótesis general que la falta de independencia de la Autoridad Nacional de Transparencia y Acceso a la Información Pública (ANTAIP) es una deficiencia y limitación que afecta el derecho fundamental de acceso a la información pública.

De acuerdo a la tesista, la investigación realizada concluyó, entre otras cosas, en que existen deficiencias relacionadas con la determinación de la responsabilidad administrativa por incumplimiento a las normas de TAIP que afectan el derecho de acceso a la información pública.

Además, evidenció las limitaciones en el procedimiento para la atención de la Solicitud de Acceso a la Información Pública (SAIP) establecido en la ley N.° 27806 que afecta nuestros derechos “toda vez que se ha verificado la excesiva discrecionalidad respecto a los plazos de prórroga, cobros excesivos de tasas de TUPA y la falta de oficinas especializadas”, señaló.

La sustentación de tesis se realizó
de manera virtual y contó con la
presencia, en el jurado evaluador, de
destacados docentes sanmarquinos.

 

“La información de calidad, oportuna y completa mejora las condiciones de vida de los ciudadanos y nos permite ejercer otros derechos fundamentales, por eso se dice que el derecho de acceso a la información es un derecho instrumental que tiene dos dimensiones, la individual y la colectiva. En ese sentido, el fortalecimiento de la Autoridad constituye una inversión pública rentable”, remarcó durante su intervención la tesista Heidi Cárdenas.

Luego de la exposición y defensa pública de la tesis y de acuerdo al acta de examen de grado, la abogada Cárdenas obtuvo una calificación de 18 siendo aprobada la tesis expuesta como “muy buena”.

El jurado examinador estuvo integrado por los docentes: Dr. José Alberto Retamozo Linares (presidente y jurado informante); el Dr. José Felix Palomino Manchego (miembro); la Dra. Krúpskaya Rosa Luz Ugarte Boluarte (miembro); el Dr. Edgardo Gonzalo Rodríguez Gómez (jurado informante) y el Dr. Raúl Roosevelt Chanamé Orbe (asesor).