Viviana Fernández Paredes, médica veterinaria de la Clínica de Animales de la UNMSM.

Ad portas de la celebración de la Navidad y Año Nuevo, el tema de la pirotecnia y sus efectos en los animales genera diversas opiniones, que la médica veterinaria Viviana Fernández Paredes, de la Clínica de Animales de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM), busca conciliar.

En entrevista a San Marcos al día, la especialista sostuvo que, si bien las mascotas tienen dos a tres veces más sensibilidad auditiva que el ser humano, no todas reaccionan igual frente a los pirotécnicos, ya que cada animal posee un propio carácter: una personalidad.

“Existen animales con carácter más tranquilo y otros nerviosos al escuchar el sonido de un timbre, motocicleta o cualquier ruido, por lo que sus frecuencias cardiacas se ven alteradas, de manera que es importante que cada dueño identifique la personalidad de su mascota para que no se vea afectada en eventos donde se utilizan pirotécnicos, empleando algunos métodos de relajación”, indicó.

Advirtió que no se trata de prohibir el uso de la pirotecnia, sino generar una cultura de orden, no solo para protección de los animales, sino la de todos, como los niños que suelen verse involucrados en accidentes al manipular mal la misma o personas adultas mayores que no toleran ruidos fuertes en fiestas donde se la emplea.

La especialista sostuvo que el carácter de la mascota determina el grado en que se ve afectada ante el uso de pirotécnicos.

En el caso de las mascotas, recomendó algunas medidas para que no sean perjudicadas, como tampones de algodón, que disminuyen la capacidad de penetración del sonido; las thundershirt, que son como polos que asemejan el abrazo del propietario; gotas tranquilizantes, como las flores de Bach; medicamentes homeopáticos, o pastillas.

Sobre esto último, mencionó que, aunque no hay métodos perfectos, sino que todos son complementarios, existen pastillas tranquilizantes, menores y mayores, que deben ser recetadas según el peso del animal y únicamente por un médico veterinario que realice una evaluación, puesto que se han presentado casos de medicación errónea, por ejemplo, en perros cardiópatas o con fallas renales.

Finalmente, recomendó que los dueños visiten a los médicos que conocen las historias clínicas de sus mascotas, ya que ellos serán los encargados de determinar lo más adecuado para ellas en fechas donde los fuegos artificiales animarán las fiestas navideñas y de fin de año, lo cual no debe coger desprevenidos a los animales en casa.