La maestra Vera Stastny asumió, en 1972, la dirección del elenco del Ballet San Marcos.

Más de 46 años como directora del Ballet San Marcos, primera compañía profesional de danza del país, y una vasta trayectoria artística no solo en Perú, sino alrededor del mundo, colocan a la maestra Vera Stastny como una de los íconos del baile contemporáneo, quien hoy recibió un merecido reconocimiento por parte de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM).

“No puedo expresar mi gratitud a San Marcos y sus autoridades, quienes por más de 50 años apoyan con orgullo al Ballet San Marcos, ni, a la vez, alcanzar mi profundo aprecio y cariño a los jóvenes artistas y al personal de apoyo que componen sus filas. Los de hoy y los de ayer, que se encargan de mantener la antorcha bien en alto”, expresó la homenajeada durante la ceremonia realiza hoy en el Salón de Grados del Centro Cultural de San Marcos, su casa.

La maestra afirmó que, desde sus inicios, el Ballet San Marcos tuvo clara cuál era su meta: la creación, investigación y transmisión, por medio de funciones didácticas, de la importancia que la danza teatral occidental ha tenido en el desarrollo cultural y político en el mundo desde sus inicios con Luis XIV de Francia hasta la actualidad.

Miembros de la mesa de honor de esta ceremonia de reconocimiento.

Mencionó que las giras que el citado ballet emprendió por Colombia, Ecuador, Chile, Alemania, Francia, Inglaterra y Escocia, así como la presencia de seis de sus integrantes en compañías de danza en España (tres en Madrid y tres en Barcelona), les permitió seguir fortaleciendo la presencia cultural y artística de San Marcos a nivel internacional.

“Hoy nuestra universidad se congratula al reconocer a una mujer enamorada del arte, quien dedicó 46 años de su vida a promover y difundir el ballet universitario. Me refiero a la profesora y directora Vera Stastny. Hablar de su trabajo es referirse a muchos años de dedicación y entrega, a una persona que formó a decenas de generaciones de bailarines profesionales, que hoy la recuerdan con cariño y la admiran como maestra. En sintonía con la mística sanmarquina, su labor artística se caracterizó por la revaloración de la danza con un alto compromiso social, entendida como una respuesta al mundo que deseamos construir, lleno de solidaridad e inclusiva racial y culturalmente”, refirió, por su parte, el rector Orestes Cachay Boza.

La destacada artista dedicó su vida a promover y difundir el ballet universitario.

Vera Winternitz Korany de Stastny nació en Berlín el 8 de agosto de 1932. A los seis años, empezó a practicar la danza en el Sadler's Wells de Inglaterra, conocido ahora como el Royal Ballet School, de la destacada bailarina irlandesa Ninette de Valois.

Arribó a Lima en 1964, junto con su esposo, el historiador peruano-checo Francis Stastny, y su hija de apenas ocho meses. Luego, se sumó al elenco Roger Fenonjois, egresado de la ópera de París, en el Cercado de Lima.

En 1972, asumió la dirección del elenco del Ballet San Marcos. La revolución de sus ideas en las danzas estuvo centrada en innovar, pero conservando la técnica clásica abordando temas sociales.

No solo tuvo esas ideas, sino también pudo elevar la danza a los claustros académicos. Gracias a sus gestiones, en 1972 se incorporó al currículo de estudios, y en el 2010 se constituyó como una carrera de bachillerato.

El elenco actual y sus exalumnos, ahora maestros, la recordarán por esa paciencia y su ardua labor en la dirección del Ballet San Marcos.