La UNMSM realizará por primera vez un examen virtual para ingresar a la universidad.

Con todas las medidas de seguridad garantizadas por sistemas de control de inteligencia artificial y registro biométrico, la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM) realizará por primera vez en su historia, un examen de ingreso en la modalidad virtual los días 2 y 3 de octubre, para  los postulantes inscritos al proceso de admisión 2020-II.

Esta medida, que fue adoptada por el Consejo Universitario, frente a la emergencia sanitaria por el Covid-19 que imposibilita tomar una prueba de admisión presencial, estará rodeada de extremas medidas de seguridad que garantizan su idoneidad y la detección de cualquier acto doloso por parte de los estudiantes.

Así lo aseguró el jefe de la Oficina de Estudios y Elaboración de Pruebas de la Oficina Central de Admisión (OCA), Renato Benazic Tomé, quien precisó que tras una espera de varios meses para que la pandemia esté controlada, se ha visto que más bien esta se ha extendido y el contagio se ha reiniciando con fuerza en algunos países, sin haberse encontrado aún la cura o vacuna.

En ese sentido, consideró que dicho escenario hace imposible pensar en una prueba presencial la cual, dependiendo de que una posible vacuna surta efecto, recién podría tomarse en octubre del próximo año, con el consiguiente perjuicio para los postulantes que serán retrasados en sus estudios.

Por ello, el docente sanmarquino informó que la OCA, conducida por Omar Álvarez Díaz, ha redoblado sus esfuerzos para ofrecer un examen virtual que responda a las expectativas de los postulantes y los padres de familia, con acciones de seguridad que se aplicarán durante el día de la prueba y previo a la misma.

Medidas antes y durante la prueba

Una de ellas es la elaboración de la prueba que, a diferencia de la modalidad presencial, con un examen similar para todos de 100 preguntas, en esta oportunidad se ha considerado la elaboración de 400 preguntas para la prueba que será tomada el viernes 2, e igual número de preguntas del mismo nivel pero diferentes para el día sábado.

“Por ejemplo, si el estudiante A va a responder la pregunta 20 sobre un tema específico y le damos 1, el estudiante B.C, D, etc., va a recibir otra pregunta pero sobre el mismo tema y con el mismo grado de dificultad”, manifestó el doctor Benazic, al precisar que se trata de un buen filtro para evitar los plagios o que personas extrañas a la institución coordinen con los postulantes para hacer alguna trampa.

El doctor Renato Benazic informó que las preguntas de la prueba del día viernes son diferentes a la prueba del día sábado.

 

De igual manera, explicó que durante la prueba, se aplicarán otros sistemas de control como el biométrico, el cual va a confirmar si el postulante inscrito es el que está frente al computador. Para ello, el computador le pedirá algunas fotos desde cuatro ángulos distintos, de manera que la inteligencia artificial recompone esas cuatro tomas bidimensionales y hace un carácter tridimensional para compararlo con una base de datos de la Reniec.

De presentarse un problema de conexión, el profesor -que vendría a ser el equivalente del docente de aula- estará vigilando entre 16 y 20 estudiantes durante las tres horas que dura el examen, para informar el hecho y tomar de inmediato las medidas correspondientes para no perjudicar al postulante con problemas de internet.

Asimismo, se ha solicitado el apoyo de las empresas de telefonía y de energía eléctrica para que, en la medida de lo posible, eviten cortes de luz o de conectividad; de la Policía Nacional del Perú y de la Defensoría del Pueblo para que actúen en calidad de observadores de la pertinencia del examen.

De otro lado, el profesor Benazic aseguró que la OCA ha tomado en cuenta que prácticamente son similares los resultados obtenidos de los dos simulacros virtuales de agosto, comparados con el simulacro presencial de febrero, y la prueba general de admisión tomada en setiembre del año pasado.

Igualmente, la OCA también ha dado este tipo de servicios a otras oficinas dentro de la universidad, como el Centro Preuniversitario que ha tomado dos exámenes con esta modalidad; y a instituciones externas como el Sunafil, del Ministerio de Trabajo, para su proceso de evaluación de currículos y toma de prueba.

El funcionario afirmó que los postulantes que no tengan posibilidad tecnológica o conectividad para rendir la prueba no perderán su derecho de inscripción y podrán rendir el próximo examen presencial cuando las condiciones sanitarias lo permitan; de lo contrario, podrán solicitar la devolución del pago realizado por los canales establecidos.