Las autoridades sanmarquinas se reunieron con el alcalde de Lima Metropolitana desde principios de la gestión edil, iniciada a principios de este año.

Ayer, en declaraciones a un medio local, el rector Orestes Cachay Boza volvió a hablar del problema del cerco perimétrico que afecta al campus de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM), durante su participación en la primera sesión del Uni Ejecutivo en la Universidad Nacional Agraria La Molina.

“Ya nosotros hemos definido y planteado la parte técnica cómo debe ser el trazo final de San Marcos. Estamos a la espera del municipio”, señaló el doctor Cachay, quien agregó que espera que en estos días la Municipalidad de Lima se pronuncie respecto a dicha propuesta. 

Los accesos de ingreso a la universidad han sido los más afectados. La puerta 2 se ubicaba antes en la av. Venezuela, no en la av. Universitaria, como actualmente.

Resaltó que, en su actual planteamiento, esta casa superior de estudios ha reducido a 9500 m2 el área de afectación a la Ciudad Universitaria, lo que incluso es casi tres veces menor a la cifra propuesta por la gestión anterior. “Nos va afectar, pero solo 9500 m2; antes eran 28 000 m2. Eso se redujo”, sostuvo la máxima autoridad sanmarquina.

Cabe resaltar que el rector junto con la vicerrectora académica de Pregrado, Elizabeth Canales Aybar; el vicerrector de Investigación y Posgrado, Felipe San Martín Howard, y una delegación de técnicos de esta universidad sostuvieron una serie de reuniones con el actual alcalde de Lima Metropolitana, Jorge Muñoz Wells, y su equipo, a principios de año con el fin de buscar una solución a este tema, que lleva sin resolverse más de una década.