Por: Gerardo Gómez (UNMSM), Johar Cassa (UNSAAC), Carlos Carrasco (HMC), Marco Carrasco (Harvard)

La pandemia del COVID-19 tiene efectos sin precedentes. La cantidad de defunciones totales– en lugar de la cantidad de casos confirmados- corresponde a una cifra más fidedigna del efecto en la salud del COVID-19. En primer lugar, la cantidad de casos confirmados se encuentra en función de la cantidad de pruebas realizadas, el tipo de prueba realizada (molecular o rápida) y la capacidad del gobierno en realizarlas efectivamente. Por otro lado, la cantidad de defunciones totales contiene menos limitaciones subyacentes. En esta tercera –y probablemente última– entrega de nuestros análisis por primera vez analizaremos la cantidad de defunciones registradas por el Sistema Informático Nacional de Defunciones (SINADEF) a “nivel nacional” con el objetivo de conocer a profundidad el efecto directo y colateral en el total de defunciones del COVID-19 en plena meseta de la pandemia.

 

En el siguiente gráfico podemos apreciar un pico en la cantidad de defunciones totales registradas en el mes de mayo, dando paso a una relativa ‘estabilización’ en la cantidad de defunciones totales registradas en el mes de junio[1]. Si bien es cierto la cifra de junio podría actualizarse en los siguientes días –como pasa siempre– los incrementos mensuales en la cantidad de defunciones registradas son esperanzadores.[2] Mientras en abril se incrementaron en 31.72% respecto a marzo y en mayo se incrementaron en 93.58% respecto a abril; en junio sólo se están incrementando en un 5% respecto a mayo.

Veamos cómo se han comportado las defunciones por sexo.

Lo mostrado en el gráfico anterior no hace más que reproducir lo ya observado en el gráfico con el total de defunciones a nivel nacional. Existe una estabilización en el número de defunciones para el mes de junio. A través del análisis de las proporciones que significan las defunciones correspondientes al sexo femenino y masculino del total de defunciones registradas podemos identificar (desde las entregas anteriores) de que el COVID-19 afectaba mucho más a hombres que a mujeres. Las defunciones registradas con sexo masculino tenían una media histórica de 53.56% del total, sin embargo, para mayo alcanzó el 63.17% y para junio el 63.44%.

 

A través de un proyectado de defunciones –obtenido mediante un promedio de defunciones de los años 2017, 2018 y 2019– podemos obtener el siguiente gráfico. Calculamos una cantidad de defunciones no explicadas –ni por las cifras oficiales de muertes por COVID-19 del gobierno ni por nuestro proyectado– de 431, 2,392, 12,504 y 11,006 para los meses de marzo, abril, mayo y junio respectivamente.

De acuerdo con data publicada por Sala Situacional COVID-19, el 27.72% de defunciones confirmadas por COVID-19 corresponden al sexo femenino, mientras que el 72.28% corresponden al sexo masculino. Plasmamos estas proporciones en el siguiente cuadro, donde además incluimos las proporciones históricas de defunciones por sexo calculadas líneas arriba.

Si queremos aproximarnos a saber cuántas de las defunciones no explicadas podrían ser atribuibles a factores COVID-19 y cuántas no, requeriremos conocer cuántas de estas defunciones correspondieron al sexo masculino y cuántas al sexo femenino. Empecemos con las defunciones proyectadas, estas son 35,319, de las cuales 16,401 corresponden al sexo femenino (46.44%) y 18,918 correspondieron al sexo masculino (53.56%). Luego, tenemos 9,677 defunciones por COVID-19 registradas oficialmente, de las cuales 2,682 correspondieron al sexo femenino (27.72%) y 6,995 correspondieron al sexo masculino (72.28%). Una simple resta nos permite inferir que 8,085 defunciones no explicadas corresponden al sexo femenino mientras que 16,522 corresponden al sexo masculino. Organizamos lo obtenido hasta el momento en el siguiente cuadro.

Para finalizar nuestra aproximación no tenemos que hacer más que resolver el siguiente par de ecuaciones:

Siendo las soluciones:

Los resultados podrían relacionarse con la siguiente interpretación: del total de defunciones no explicadas, 5,438 (22.10%) pudo haberse debido a razones no COVID-19 mientras 19,169 (77.90%) pudo haberse debido a razones COVID-19. Estas cifras sumadas a las cifras oficiales de defunciones por COVID-19 nos llevan a la aproximación de que el coronavirus habría ocasionado más de 30 mil muertes en el Perú hasta el fin de junio y adicionalmente una cifra mayor a 5 mil personas habrían fallecido por efecto colateral de la pandemia. Pese a lo anterior, la estabilidad de casos entre mayo y junio parecen ser una luz al final del túnel de la cuarentena, un hito que el actual desarrollo del estudio de seroprevalencia local ayudará a esclarecer, y que ahora todos debemos cuidar a través del constante lavado de manos, el uso adecuado de las mascarillas y el respeto a la distancia social.

Referencias

  • BBC Mundo. (16 de abril de 2020). Coronavirus en Nueva York: por qué ha habido un repunte repentino en la cifra de muertos por COVID-19 en la ciudad. BBC Mundo. Recuperado de https://www.bbc.com/
  • Financial Times. (26 de abril de 2020). Global coronavirus death toll could be 60% higher than reported. Recuperado de https://www.ft.com/content/6bd88b7d-3386-4543-b2e9-0d5c6fac846c
  • IDL-Reporteros. (28 de abril de 2020). Los muertos que el gobierno no cuenta. Recuperado de https://www.idl-reporteros.pe/los-muertos-que-el-gobierno-no-cuenta/
  • IEPA (2 de mayo de 2020). Probable mortalidad por COVID-19 en Lima puede ser 4 veces mayor que las cifras confirmadas: una aproximación más realista en medio de la controversia de las cifras, por: Carrasco, Gómez, Carrasco y Villacrés. Recuperado desde http://www.iepa.org.pe/probable-mortalidad-por-covid-19-en-lima-puede-ser-4-veces-mayor-que-las-cifras-confirmadas-una-aproximacion-mas-realista-en-medio-de-la-controversia-de-las-cifras/
  • La República (8 de mayo de 2020). Sinceramiento de cifras de la COVID-19 nos acerca a la realidad y mide el peligro. Recuperado de https://larepublica.pe/sociedad/2020/05/08/coronavirus-en-peru-sinceramiento-de-cifras-de-la-covid-19-nos-acerca-a-la-realidad-y-mide-el-peligro/
  • Martín, L. (17 de abril de 2020). China incrementa un 50% la cifra de muertos en Wuhan por coronavirus. Economía Digital. Recuperado de https://www.economiadigital.es/
  • Ojo público. (26 de mayo de 2020), CoronaHack: propuestas, modelos y alertas sobre la calidad de los datos del Covid-19. Recuperado de https://ojo-publico.com/1831/coronahack-propuestas-y-alertas-sobre-la-calidad-de-los-datos?fbclid=IwAR1NUelJRCqUs6MpS1UrIp30yCiiGwkwYYPCNSGDGIfIJkvXJqmZHz6LmrE
  • Ojo público. (16 de junio de 2020). Tratar el Covid-19: separar entusiasmo de la evidencia. Recuperado de https://ojo-publico.com/1902/tratar-el-covid-19-separar-el-entusiasmo-de-la-evidencia
  • Radio Nacional. (01 de julio de 2020). Desde hoy se levanta cuarentena, excepto en siete departamentos. Recuperado de https://www.radionacional.com.pe/noticias/nacional/desde-hoy-se-levanta-la-cuarentena-excepto-en-siete-departamentos
  • The Economist. (16 de abril de 2020). Tracking covid-19 excess deaths across countries. Recuperado de https://www.economist.com/graphic-detail/2020/04/16/tracking-covid-19-excess-deaths-across-countries
  • Wallace, A. (17 de abril 2020). Cómo se cuentan los muertos por coronavirus (y por qué las cifras oficiales no son comparables ni precisas). BBC Mundo. Recuperado de https://www.bbc.com/
  • Wun, J., McCann, A., Katz, J., Peltier, E. (22 de abril de 2020). 28,000 Missing Deaths: Tracking the True Toll of the Coronavirus Crisis. The New York Times. Recuperado de https://www.nytimes.com/

 

Anexos:

A consecuencia del levantamiento del levantamiento de cuarentena en casi todas las regiones del país incluimos información de la evolución en el registro de defunciones diarias para 7 las regiones en las que el levantamiento ha sido suspendido. A excepción de Huánuco y Junín, las regiones de Arequipa, Ica, San Martín, Madre de Dios y Ancash presentan todavía tendencias que no hacen recomendable un levantamiento de cuarentena. Desde luego, el gobierno considera muchos otros factores para tomar decisiones de este tipo.