Doctor Jorge Valenzuela, autor del libro, es director del Departamento Académico de la Escuela Profesional de Literatura.

La ficción y la libertad: cuatro ensayos sobre la poética de la ficción de Mario Vargas Llosa es el título de la reciente obra del doctor Jorge Valenzuela Garcés, que fue presentada ante una nutrida concurrencia en una ceremonia realizada en el auditorio de la Casa de la Literatura Peruana.

“Se trata de un libro laudatorio, donde muestro toda mi admiración y fascinación sobre un escritor que ha reflexionado en torno a la ficción de una manera constante y sistemática”, declaró el autor del libro, Jorge Valenzuela Garcés, al afirmar que Vargas Llosa es uno de los pioneros de la idea de ficción.

Para el doctor Valenzuela, la única forma de ser libre es a través de la ficción entendida también como imaginación y espacio de libertad. “Yo no veo una distinción entre ficción y realidad; por eso, considero que las ficciones nos salvan”, añadió tras manifestar su felicidad por la presencia de sus familiares, amigos y alumnos en el acto de presentación de su obra de la Catedra Vargas Llosa de la Facultad de Letras y Ciencias Humanas (FLCH).

Sobre los cuatro ensayos

Doctor Jorge Valenzuela durante la presentación de su libro, acompañado de sus colegas Carlos García-Bedoya, Carlos Arámbulo y Sandro Chiri (moderador).

En dicha actividad efectuada el martes 20 de febrero, el doctor Carlos García-Bedoya hizo un recuento de los cuatro ensayos del profesor sanmarquino de la Escuela Profesional de Literatura de la FLCH.

Así, en el primer ensayo, Valenzuela afirma que, para Vargas Llosa, la ficción abre un espacio de libertad para el escritor y el lector pues les permite vivir posibilidades humanas alternativas a las que se dan en la realidad fáctica. Así lo comentó el doctor García-Bedoya.

En el segundo estudio, el autor del texto profundiza la dimensión antropológica de la ficción de ganador del Premio Nobel de Literatura. “Para Vargas Llosa, la ficción posibilita vivir otras vidas. Es la posibilidad de modelizar diferentes experiencias humanas. Es una mentira que produce la ilusión de una realidad. La ficción es verdadera en la medida que logre persuadirnos”, reseñó el profesor Carlos García-Bedoya.

El auditorio de la Casa de la Literatura Peruana estuvo colmado de público.

El tercer estudio se centra en la génesis o el origen de la ficción. Para el laureado escritor sanmarquino, la escritura es un proceso donde el escritor exorciza sus demonios interiores (vivencias que lo han marcado o traumado), los cuales lo dominan al momento de escribir su historia. En ese sentido, la escritura es una especie de catarsis o de cura.

En el cuarto ensayo del libro, el doctor Valenzuela aborda la ficción poética de Vargas Llosa a partir de su experiencia teatral. Para el autor de Conversación en La Catedral, el teatro es la forma suprema de la ficción, pues reproduce la fugacidad de la vida (mediante seres y objetos reales nos permite percibir la ilusión de la realidad), situación que no genera ninguna otra forma de arte.

“Al desarrollar estos cuatro estudios, el libro de Jorge Valenzuela se configura como netamente académico, y, por eso, es una contribución importante, valiosa y estimulante para conocer la obra de Mario Vargas Llosa”, remarcó el también docente sanmarquino García-Bedoya.

Una obra con gran rigor académico

Por su parte, para el escritor Carlos Arámbulo, en la obra vargasllosiana no hay un escape hacia la ficción absoluta. “En la narrativa de Vargas Llosa, veo un constante intento por no dejarse llevar por la metáfora, ya que el hecho o lo acontecido es en lo que se basa para construir el relato ficcional”, estimó.

Sobre la ficción y la realidad en la literatura del prestigioso escritor peruano, Arámbulo sostuvo que dicha relación consiste en activar la memoria, ya que la literatura vincula emociones, experiencias y todo lo que se vive.

“Este libro representa una de las reflexiones más interesantes e inteligentes que he leído de Mario Vargas Llosa. Es un trabajo bien sustentado. Se deja leer con suma facilidad. Es agradable y trae muchísima información con un gran rigor académico”, destacó el profesor.