Arqueóloga sanmarquina Ruth Shady es reconocida por su labor de revalorización y datación de Caral. 

La Ciudad Sagrada de Caral, civilización más antigua de América, celebra hoy diez años de ser declarada Patrimonio Mundial por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

El 28 de junio de 2009, durante la 33.ª sesión del Comité de Patrimonio Mundial, que se realizó en la ciudad de Sevilla, España, se anunció el referido hecho gracias a las gestiones de la arqueóloga sanmarquina Ruth Shady Solís, quien también es la actual directora de la Zona Arqueológica Caral (ZAC).

Los representantes de los países que participaron del comité reconocieron, por unanimidad, el valor universal excepcional de la Ciudad Sagrada de Caral, por atestiguar un considerable intercambio de valores humanos, en arquitectura, tecnología, artes monumentales, planificación urbana y creación de paisajes; por ser un testimonio excepcional sobre la civilización Caral, y por ejemplificar un tipo de conjunto arquitectónico y de paisaje que ilustra un periodo significativo de la historia humana.

“La inscripción en esta lista confirma el valor universal excepcional de un sitio cultural que debe ser protegido para el beneficio de la humanidad”, se lee en el texto del certificado original otorgado a la Ciudad Sagrada de Caral por la Unesco, lo que representa un motivo de orgullo para los peruanos, pero también un llamado a la conservación responsable del sitio.

La Ciudad Sagrada de Caral, construida hace 5000 años en el área norcentral del país, en el valle de Supe-Barranca, fue un centro urbano de gran importancia durante el Periodo Formativo Inicial (3000-1800 a. C.).

Unesco consideró que Caral tiene un valor universal excepcional de un sitio cultural que debe ser protegido por la humanidad.

Está conformada por una zona nuclear con 32 edificios públicos y varios conjuntos residenciales, y dos zonas periféricas. Aproximadamente abarca 66 hectáreas.

Las autoridades de esta ciudad condujeron actividades políticas, socioculturales y económicas, relacionadas con aquellas de los otros centros urbanos aledaños. Los caralinos participaron de un sistema de interacción interregional con otras poblaciones de costa, sierra y selva, e intercambiaron bienes, conocimientos y experiencias, en un marco de beneficio compartido y de respeto.

Cabe señalar que la ZAC, unidad ejecutora del Ministerio de Cultura, es responsable de las actividades de investigación, conservación y difusión de los valores sociales y culturales de Caral. Además, se encarga de preservar el importante patrimonio arqueológico de la Ciudad Sagrada de Caral para beneficio de las poblaciones actuales y del futuro.

La Ciudad Sagrada de Caral está abierta al público durante todo el año, de 10:00 a. m. a 6:00 p. m. Una opción para conocerla es participar en el programa de difusión del patrimonio cultural “Viajes Educativos”, que organiza la Zona Arqueológica Caral. Puedes informarte llamando al 205-2517 o en la página web: http://www.zonacaral.gob.pe/viajes-educativos-2/index.html.