"Con 20 mil casos de infectados se
comprometería la disponibilidad 
hospitalaria." Foto:Andina.

Por: Víctor A. Peña Rodríguez, profesor principal de la Facultad de Ciencias Físicas de la UNMSM.

A la fecha, según información oficial del Minsa, han sido tomadas 41,356 pruebas moleculares durante estos 46 días contabilizados desde el primer caso reportado el 6 de marzo último. De otro lado, desde su Comunicado no. 58 del 8 de abril, el Minsa ha reportado 165,665 resultados de las pruebas (serológicas) rápidas.

Tan gran diferencia numérica nos podría llevar –equívocamente- a desmerecer una respecto de la otra. Sin embargo, aquí entra el concepto de medida. Cada medida de acuerdo a sus características tiene su propia ventana de observación y resolución (capacidad de discriminar medidas diferentes de valores cercanos).

Siendo lego en el tema, se nos ha explicado que las medidas rápidas miden el rastro de los anticuerpos; por lo que, una persona que recién sienta los primeros síntomas es probable que pase este tipo de test como negativo. En contraparte, las pruebas serológicas son consideradas rápidas porque los resultados se pueden obtener en tiempos más cortos que las moleculares. Cada técnica tiene sus propias ventajas, bondades y limitaciones, por lo que, los expertos indican que son complementarias, y deben serlo.

Por tanto, lo que corresponde es realizar los análisis de los resultados por separado, no solo por tener ventanas de observación diferentes sino, también, porque sus registros históricos, uno de 46 días y otro de 11, no son los mismos desde que el Coronavirus llegó al país. Antes del 8 de abril, los comunicados del Minsa reportaban solo los resultados totales, sin indicación de si estaban incluidas los de las serológicas, al parecer no. Un salto brusco de pruebas ocurre el 8 de abril, con la incorporación de las pruebas rápidas.

Con estas razones, continuamos el análisis de los casos de infectados por millón solo de las pruebas moleculares. Es necesario aclarar que, el número de infectados por millón no es posible determinar en el caso de las pruebas rápidas porque no cuentan con el acumulado desde el primer día del caso “cero”.

El autor del artículo es el doctor Víctor Peña, actual profesor principal de la Facultad de Ciencias Físicas.

La figura 1 muestra, con claridad, tres comportamientos lineales en la dependencia del logaritmo del número de infectados por millón (log I(t)) versus el tiempo (en días); cada una con una inclinación menor que la anterior. Hay dos días claves que marcan estos tres comportamientos, estos son el día 14 (09-03-20) y el día 37 (11-04-20). Estos días fueron los días del primer “martillazo” (en el que se inicia el toque de queda, a partir de las 8 de la noche) y el de la Semana Santa, donde el aislamiento fue riguroso en tres días completo.

Es claro, que las medidas de Semana Santa fueron efectivas.

Con esas medidas se ha conseguido retrasar la llegada al nivel V y, posiblemente, hasta evitarlo. Pero no solo necesitamos evitar llegar al nivel V, de los 1,000 infectados por millón, sino también requerimos evitar el sub-nivel 600 del nivel IV -donde nos encontramos- porque con 20 mil casos de infectados se comprometería la disponibilidad hospitalaria actual.

La figura 1 muestra, claramente, la tendencia numérica de la pandemia desde el primer caso, a través de tres rectas de colores: azul, rojo y verde correspondientes a los períodos entre los días 1 y 13, 14 y 36, 37 a la fecha, respectivamente. La recta verde correspondiente al tramo actual apunta a un día de primera semana de mayo, días entre los cuales a los 20 mil infectados.

Por ello, sería necesario evaluar repetir las medidas de aislamiento rígido de Semana Santa para este fin de semana, antes de variar las condiciones de la cuarentena por otras más laxas.

La figura 2 muestra frente a frente las medidas rápidas y las moleculares. Se observa una mayor dispersión de la data de las pruebas rápidas. También se nota que, en este día 46 de la pandemia, los valores de las pruebas serológicas y moleculares han ido, ligeramente, en sentidos contrarios. Por lo que, resulta necesario esperar este fin de semana para tener una mejor definición de la tendencia actual que, como sabemos, es reactiva a lo que hacemos o no hacemos.

Para mañana, considerando solo los resultados de las pruebas moleculares, tenemos las siguientes proyecciones, usando la aproximación día a día, punto a punto.

Número de infectados acumulado: 8,864

Número de infectados por día: 776

Número de infectados por millón: 279 (100 < 279 < 1000, nivel IV)