La preocupación por las personas de la tercera edad e indigentes, hizo que la sanmarquina Sandra Paico cree la iniciativa “Por una Cuarentena sin Hambre”.

Una iniciativa social llamada “Por una cuarentena sin hambre” ayuda a indigentes y personas de la tercera edad sin recursos a poder acceder a una ración alimentaria en estos tiempos de crisis, y que ha provocado que esta población vulnerable se quede expuesta ante las medidas de aislamiento del Gobierno.

La iniciativa promovida por la egresada sanmarquina de la Facultad de Derecho y Ciencias Políticas, Sandra Paico Carrasco, nació al ver la situación de los indigentes y adultos mayores afectados ante la parálisis que vive el país debido a las medidas contra el COVID-19.

Según indicó la sanmarquina, al venir de una familia humilde, sabía las necesidades de estas personas; por eso, decidió preparar un par de platos de comida, pero se dio cuenta que esto no alcanzaba todavía. Es por ello que decidió buscar ayuda, primero con su amiga sanmarquina Roció con lo cual se elevó el número de raciones, pero necesitaba más manos, promocionando esta iniciativa a través de su Facebook.

Y así sumaron más voluntades, lograron fundar este proyecto social “Por una cuarentena sin hambre”, que actualmente viene produciendo una cantidad de 60 raciones, pero que debido a las limitaciones de espacio y utensilios no permiten alcanzar las 100 raciones proyectadas.

El grupo pide ayuda de las autoridades para obtener espacios adecuados para almacenar los víveres, y poder alcanzar más raciones alimentarias.

Indicó, también, que reparten víveres entre aquellas personas de la tercera edad que se ven obligadas a salir para poder mantenerse vendiendo caramelos y otras golosinas, dado que muchos de ellos ni siquiera han recibido el bono gubernamental de S/ 380.

Relató que todas las mañanas el grupo se junta y salen temprano al mercado, luego se dividen la tarea: unos cocinan mientras otros preparan las bolsas de víveres para después salir a repartirlas. Su jornada termina tarde pues, al no haber movilidad, tienen que realizar todas sus actividades a pie.

Pidió apoyo a las autoridades para que la iniciativa pueda llegar a más personas necesitadas, proporcionándoles algún espacio más grande y apropiado, como, por ejemplo, algún comedor popular que cuente con implementos adecuados para atender una buena cantidad de personas.

Dijo que en estos momentos todo lo hacen en la casa de una tía y su vecina que generosamente les brindan espacio y utensilios, pero esto limita la cantidad de raciones que pueden ofrecer. Además, necesitan un gran espacio para guardar los víveres que logran obtener.

Por último, invitó a todas las personas que desean apoyar esta iniciativa a unirse a través del fanpage del grupo “Por una Cuarentena sin Hambre” (pueden acceder a través del siguiente enlace: https://bit.ly/2UTLFch) o de su cuenta personal de Facebook Sandra Paico (https://bit.ly/2V3q53C).