Alumnos del PREEC con los equipos conformados por personal del CDC-MINSA y del INS. 

Un total de 20 epidemiólogos pertenecientes al Programa de Segunda Especialidad Profesional en Epidemiología de Campo (PREEC 2019-2021) de la Unidad de Posgrado de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM) se han sumado al equipo del Centro Nacional de Epidemiología, Prevención y Control de Enfermedades del Viceministerio de Salud Pública del Ministerio de Salud (CDC-Minsa).

Así fue anunciado por la facultad sanmarquina tras precisar que el control de la pandemia del COVID-19 requiere el esfuerzo de todos y en particular de los profesionales de la salud.

Entre ellos se encuentran los epidemiólogos de campo, profesionales de la salud que laboran en la primera línea de batalla frente a este flagelo y quienes son los que, desde un inicio, han participado en la toma de pruebas para descarte de este virus, la identificación de contactos de casos confirmados y el mantenimiento del sistema de vigilancia epidemiológica necesario para la toma de decisiones.

Dentro de este grupo se encuentran médicos, veterinarios, enfermeros y biólogos; varios de los cuales han sido destacados de sus regiones. Ellos realizan esta tarea junto al personal del CDC-MINSA y del Instituto Nacional de Salud (INS).

Alumnos y tutores del Programa de Segunda Especialidad Profesional en Epidemiología de Campo de la Facultad de Medicina de la UNMSM, antes de recibir los equipos necesarios para iniciar el trabajo diario.

Este conjunto de profesionales sabe lo necesarios que son en este momento para el país y eso les da fortaleza para continuar con su labor, mientras se espera que, gracias a las medidas y estrategias tomadas por el Gobierno, se aplane la curva epidemiológica.

Según informó la Facultad de Medicina, en el Perú, un país de más de 30 millones de habitantes, existen menos de 150 epidemiólogos de campo, y, en situaciones como esta, se pone en evidencia cuan necesarios son para enfrentar los problemas de salud existentes y los numerosos peligros que amenazan a nuestra población como COVID-19.

Solo un pedido: quedarse en casa

Desde hace varias noches, la población ha tomado la iniciativa de homenajear desde sus ventanas a los profesionales de la salud con aplausos y saludos, un merecido homenaje por la labor que vienen desarrollando en la calle. Ellos piden humildemente que, mientras realizan su trabajo, la población no subestime el riesgo y las consecuencias de este virus y los apoye sumándose al #YoMeQuedoEnCasa.