Doctor Juan Alberto Perales fue el encargado de dar el discurso de orden.

El médico especialista en cirugía de tórax y cardiovascular José Somocurcio Vílchez fue distinguido hoy como profesor emérito de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM), en mérito a su reconocida y excelente trayectoria profesional.

El flamante profesor emérito ostenta el título profesional de Médico Cirujano, especialista en cirugía de tórax y cardiovascular con grado de Doctor en Medicina. Es exdocente del Departamento Académico de Cirugía Humana de la Facultad de Medicina, desempeñándose como tal a lo largo de 43 años, periodo durante el cual ha aportado ampliamente al desarrollo de las actividades académicas de educación médica y en la elaboración de textos universitarios.

“La condición de profesor emérito no solo es una honrosa distinción, sino es, a la vez, una gran responsabilidad y compromiso permanente con San Marcos y San Fernando”, señaló Somocurcio Vílchez.

Colegas médicos, familiares y amigos del homenajeado se reunieron en el Salón de Grados del Centro Cultural de San Marcos.

El médico investigador consideró a la universidad como una de las más grandes creaciones de la civilización occidental, única en su género y un instituto dedicado al mundo del intelecto. “La universidad nació no de una idea preconcebida, sino de la paulatina convergencia de circunstancias históricas”, refirió en su discurso de agradecimiento.

El doctor José Somocurcio ha publicado diversos trabajos científicos y de investigación en revistas indexadas tanto nacionales como extranjeras. Además, ha desempeñado la función de coordinador del Grupo de Investigación en Cirugía Experimental (Gicex), habiendo producido trabajos de investigación publicados en la Revista Anales.

También ha participado como expositor en diversos congresos nacionales e internacionales, así como miembro fundador de la Sociedad Peruana de Cirugía Cardiaca, Torácica y Vascular. Ha recibido numerosos premios y distinciones por sus contribuciones al conocimiento de patologías.