El profesor sanmarquino César Sanabria Montañez, es docente de la Facultad de Ciencias Económicas.

El docente sanmarquino de la Facultad de Ciencias Económicas, César Sanabria Montañez, escribió un artículo donde expone los problemas que están surgiendo ante el COVID-19 y los desafíos que enfrentará nuestra nación ante los cambios que se está suscitando en el mundo.

Según el especialista, la actual emergencia deja en evidencia el abandono del sector salud pese a que el país experimentó una tasa de crecimiento alta en los últimos 20 años, considerando que se invierte en este sector solo el 5.0% del PBI, siendo el promedio latinoamericano de 7.8%, y, aún más, cuando el sistema lleva una complicada fragmentación y segmentación que da como consecuencia un ineficiente gasto público.

El autor plantea la necesidad de organizar un plan maestro ante la incertidumbre que dejará la pandemia.

"La grave parálisis social y económica que ha representado las medidas de contención contra el virus, está generando una recesión de escala global y que impactará fuertemente en las economías dependientes como la nuestra. Ocasionando que muchas de las medianas y pequeñas empresas puedan que no resistan el impacto económico, produciendo desempleo, para lo cual el gobierno deberá realizar una serie de estrategias que mitiguen el efecto negativo, no solo nacional, sino mundial que trae este virus", enfatizó.

Es necesario, plantea el autor, organizar un plan maestro que se ponga en el peor de los casos, ante la incertidumbre de los efectos que dejará la pandemia, y no esperar a ver qué sucede. Este plan deberá ejecutar medidas de asistencia social, recuperación y reforma, como se dio en la Gran Depresión Norteamericana de 1929.

Se necesitan la aplicación de normas que reestructuren el sistema financieron en el país, precisó el experto.

Una reforma integral del sistema de salud, debe estar priorizado en el plan, con ello, la integración del sistema que maneja el Ministerio de Salud y EsSalud en uno solo, creando un sistema que mejore la prestación de servicios, la administración de fondos, la organización y el liderazgo. Este deberá ser reforzado con una mejora en el presupuesto para invertir tanto en equipos y recursos ante emergencias como esta pandemia.

Además de normas que reestructuren el sistema financiero, para que los bancos sirvan como fuente de financiamiento ante esta situación y que permitan financiar a las empresas gravemente afectadas por esta crisis. El pago de servicios y créditos en estos meses deberán ser prorrateados hasta los 6 meses sin intereses, el costo de esta política deberá asumirla el Estado.

Una reforma de salud es primordial para enfrentar la crisis. Unificar el sistema del Minsa y EsSalud es prioritario, junto a un mayor inversión y presupuesto.

En el tema del empleo, el autor indicó que podemos reciclar proyectos que funcionaron cuando el Perú salía de su crisis económica en la década de los noventa. Estos deben implicar programas de ayuda para el trabajo e ingresos temporales. Cabe decir que no recomienda la liberación de recursos de los consumidores como las CTS y AFP, pues solo hará más precaria la situación económica de la población formal.

Por último, cabe resaltar que la pandemia nos obligará a un cambio de pensar en la manera de cómo se enfrentan las crisis, más aún cuando todo el globo enfrenta el mismo problema. Medidas tibias solo generarán que las actuales aplicaciones en política de salud, se vea desbordado por los fuertes efectos económicos.

Te invitamos a leer el artículo completo a través del siguiente enlace: https://bit.ly/3bv9H2D