La experiencia de las grandes potencias asiáticas como China y Japón deben ser tomadas en cuenta, especialmente en temas como la higiene y el acatamiento de las medidas dictadas por el Gobierno.

El docente de la Facultad de Ciencias Económicas, Juan Diego Zamudio Padilla, redactó un artículo enfocado en cómo superar la crisis generada por el Covid-2019, dirigida al ciudadano común, con algunos ejemplos y recomendaciones. A continuación, presentamos el artículo completo.

Experiencia de China

El gigante asiático cerró sus espacios, y tomó medidas drásticas para combatir el virus, especialmente en una ciudad que tiene un tercio de la población peruana actual. Allí, por ejemplo, el uso de mascarillas fue necesario, así como estrictos controles de protección, en la calle y en el transporte. Ahora los profesores hacen clases virtuales, desarrollando habilidades y capacidades desde casa, con conversaciones y material educativo. China es increíble cuando despliega una estrategia, porque es cumplida muy rápidamente por la mayoría de la población, lo que hace que los cambios sean diferentes que, en América Latina o Perú, allá si cumplen las directrices de su gobierno.

Experiencia de Japón

En el caso del país del sol naciente, este ha tenido por muchos años una costumbre de saludar sin dar la mano, y también de ser muy higiénico, enseñando desde muy temprana edad, a ser ordenado, limpio, a mantener la limpieza del lugar, a actuar rápido, a preguntar, y ser obediente a las reglas. Además, de ser estricto con los temas de salud, invierten mucho en ciencia y tecnología, lo que les permite generar sus propias soluciones y recomendaciones, que son diseñadas para su población.

Todo esto lo puedes ver al ingresar a una casa japonesa, donde es común dejar los zapatos en una zona y luego usar sandalias, o apreciar que antes de una comida usan paños calientes para lavarse las manos, todo esto para mantener siempre la higiene. Incluso en los establecimientos comerciales y públicos, tienen un nivel de higiene tal, que parece que lo han instalado recientemente, y cuando limpian, se establecen equipos de trabajo, que constantemente, dejan brillando todo. Y es muy fácil, pues es solo agua y jabón o detergente, para luego secar, sin necesitar más ingredientes.

Qué hacer para afrontar la crisis

A nivel de ingresos. En esta crisis si los ingresos bajan, también deben bajar los gastos, en la misma proporción o un poco más, maximizando los recursos escasos, tomando desde la misma definición de la economía, ser eficiente y eficaz. También nos lleva a pensar que, así como el Banco Central de Reserva tiene sus propias reservas, nosotros las personas comunes debemos tener ahorros, para estas situaciones que no son previsibles, pero que pasarán de alguna u otra manera otra vez. Guardar ingresos para un mínimo de 3 meses, no es algo descabellado, en estos tiempos está demostrado que el ahorro es inversión.

En tiempos de crisis, como el que vivimos, es importante el ahorro. Justamente este monto nos ayudará a tener un poco de solvencia económica si nos falta liquidez.

Si se encuentra laborando, tenga un horario que maximice el tiempo que tiene disponible, el toque de queda nos permite mejorar nuestra organización, aprender de los procesos, generar rapidez, delegar, distribuir fuerzas. Destine sus ingresos a las necesidades básicas, y un porcentaje a las medicinas y a riesgos que no provea.

Puede también usar los medios electrónicos para brindar servicios desde casa, por ejemplo, trabajo de contabilidad, coordinación, y otros sectores, busque su nuevo mercado, para que pueda insertarse, el objetivo siempre es generar valor económico y social.

A nivel de empleo. Los índices de empleos van a variar, esto ya se viene observando en diferentes partes del mundo, donde los empleos están teniendo una parte virtual destacada, como el comercio electrónico, que se hace cada día más importante. El trabajo usando base de datos y otros programas informáticos, son especializaciones que ahora se necesitarán más que nunca. Aprovechar también las herramientas digitales que tenemos a la mano, por ejemplo, una computadora, una laptop, el celular, entre otras herramientas. Si cuenta con internet, haga un horario, e inscríbase en los cursos gratuitos que existen, recomiendo los cursos de e-commerce, o comercio electrónico, además de más habilidades y competencias.

Existen nuevos empleos que se van a crear, las crisis también son oportunidades para nuevos sectores que deberán mejorar y que por necesidad lo harán de manera muy rápida cómo, por ejemplo, el comercio electrónico, el comercio internacional, las telecomunicaciones, los sectores de energía, la seguridad, el sector de alimentos, la logística a nivel nacional e internacional, entre otros.  Sobre la logística, muchos pedidos en China se convirtieron en pedidos delivery tanto de comida, de productos, y otros de todo tipo. Al final, todo lo anterior dará como resultado que las personas tengan empleo y así puedan cubrir sus necesidades básicas desde casa.

A nivel de empresas. Este es el momento de revisar los modelos de negocios, de incorporar el componente de incertidumbre, y hacer consultas y comunicación con el cliente, para saber sus necesidades y poder generar un mayor incremento de valor, el componente tecnológico ahora se volverá más importante. En tal sentido, es necesario revisar las cuentas de la empresa, ya no mes a mes, sino cada tiempo, revisar la caja y hacer las proyecciones, tomar las riendas desde la máxima autoridad.

Hay que generar un ambiente de confianza, pero con un espíritu de salmón, para ir contra la corriente. Es tiempo de ser resilientes y generar nuevas oportunidades en épocas de crisis. Un ejemplo de esto fue Toyota, la empresa durante una temporada de crisis, cambió su producción de autos a una producción de verduras y frutas. O también con Mazda, que empezó a mejorar la Industria de Hiroshima con la ayuda de las personas de la zona, luego de la bomba atómica. Es necesario hacer un inventario de las habilidades e identificar a los líderes que puedan gestionar las crisis.

Los índices de empleo van a variar, esto ya es visible en las grandes economías, generándose nuevos nichos de trabajo, especialmente los relacionados al empleo virtual.

Las start up, gestionan el riesgo de una manera diferente, es importante generar dentro de la empresa un área o comité de crisis, también un comité de innovación, que mejore el core del servicio para generar mejores oportunidades y ser sostenibles en el tiempo.

En crisis las empresas demuestran que sus valores iniciales, por los cuales fueron constituidos, se ponen a prueba ahora, este es el momento de demostrar que los valores corporativos son lo más importante y su rol importante en la sociedad.

Es tiempo de pensar fuera de la caja, de adaptarnos a los cambios, sobrevivir a esto, y pasar esta etapa con el compromiso y las ganas de tiempos mejores.

A nivel de salud, cubrirse a la hora de estornudar, mantener una distancia como en Japón o China, ahora de 1 metro, dejar las cosas afuera, como los zapatos, y la ropa que usamos. Usar estrictamente mascarillas. En este punto me voy a detener un poco para explicar desde mi corta experiencia, debido a que apoyé a un Hospital de China cuando se generó la crisis en Wuhan:

  1. Existen mascarillas de 3 pliegues, generales, estos son de uso común, y no tienen protección al virus, solo al polvo.
  2. Existen mascarillas de 3 pliegues, que son médicas, este si previene contra el polvo y el virus. Es la que más recomiendo.
  3. Existen las mascarillas 3 pliegues quirúrgicos, que se usan en cirugía, y previenen contra el polvo y el virus.
  4. Existen las mascarillas n95, que son las normales, las de uso industrial, estos tienen un filtro de 95% para protección de partículas, pero no de protección al virus.
  5. Existen las mascarillas n95, que son las de uso médico, estas son las que se deben comprar y que deben usar en los hospitales, en algunos lugares los conocen como las n95 anti Tuberculosis, y en otros lugares lo conocen como la KN95, por el estándar más alto, al 99% de filtro.

Las mascarillas que se deben usar, deben tener una certificación de calidad, para que puedan servir ante el virus.  Las certificaciones más comunes son la CE, FDA, ISO, certificados, licencias, y buena reputación, de diferentes partes del mundo.

Por ejemplo, en el Hospital de China, llegué a ayudar a conseguir mascarillas del tipo 5. Porque las de tipo 4, para el hospital, no eran tan útiles.

Los guantes, lentes, también son útiles, no debemos bajar la guardia en ningún caso, o decir, no pasa nada, yo soy fuerte.

Es tiempo también para destinar fondos a la generación de medicinas, vacunas, iniciativas que los peruanos podemos generar, que por nuestra autoestima de mucho tiempo y muchas restricciones no hemos podido, pero ahora si es posible. Tenemos recursos que podemos aprovechar para generar soluciones únicas. También para soluciones en ingeniería, debemos tener la disposición de participar en las convocatorias y terminar las soluciones concretas, trabajando en equipo, y respetando los tiempos e indicaciones.

A nivel de comidas, es cierto que los frutos, comidas con altos nutrientes, y más recursos naturales peruanos, nos generan más defensas, pero este virus conocido como Covid-2019, es muy pequeño. El contagio afectará a tu sistema, y si está bajo de defensas será peor, así que el cuidado debe ser extremo y sin excepciones. Debido a que este patógeno aún continúa estudiándose, es mejor evitar a este enemigo invisible, ya que es altamente contagioso.

A nivel de las finanzas personales, revise todas sus cuentas y organícelas, saque un cuadro con los pagos que tiene pendiente, muchos de los bancos están generando prórroga a estos abonos. Tengan en cuenta su nivel de ingresos, y destine sus flujos a lo más necesario, lo vital. Puede economizar, disminuyendo los gastos hormiga o no necesarios, para que tenga una idea pongo lo siguiente: Comida, salud y seguridad.

No se endeude para comprar cosas si tiene fondos pequeños, use eso para comprar de su lista lo que es nutritivo, lo que pueda hacer que pase este tiempo y controle sus impulsos de compra a solo lo más necesario. Es posible hacer esto, yo lo hice hace unos años cuando pasó la crisis del 2008, cuando ingresé a San Marcos. El Perú tiene una experiencia en crisis.

Podemos aprovechar nuestro tiempo libre, para tomar cursos virtuales y así especializarnos en algún estudio de nuestro interés.

A nivel de tiempo, dedique la mayoría de su tiempo a actividades productivas dentro de casa. Por ejemplo, a mejorar una habilidad, a revisar los proyectos, a hacer deporte, a escribir un libro, a terminar su tesis, artículo, a tener un tiempo de calidad con la familia, a generar los planes para el futuro y más. Deje las noticias, para solo unas horas, mejor escuche radio, no es bueno para la salud, llenarse de tanta información, pero si manténgase enterado de lo necesario.  Escuche fuentes oficiales, e informaciones verificadas, no pierda tiempo en videos alarmistas, o escuchar a personas que no ayudan a mejorar la situación en esta etapa.

Aprovecha el tiempo que tienes también para apoyar a los que más necesitan, con iniciativas, asesorías gratuitas y de apoyo, es el momento de demostrar tu vocación de servicio a tu país.

A nivel de educación, la educación tiene un alto costo, pues como se ha visto, muchas personas no han acatado las indicaciones del gobierno, personas donde quizás nunca llegó nadie, donde no hubo orden, educación, servicios. Esto nos permite diferenciar que existe aún una brecha muy grande para trabajar.

A nivel del colegio y desde casa, este tiempo será importante para poder enseñar a los niños desde pequeño a lavarse las manos, a realizar el aseo necesario, enseñar lo más básico, pero no solamente a los niños sino también a jóvenes adultos, de la mejor manera. Siendo un profesor desde casa.

Todos somos estudiantes, y debemos aprender cada día, aprender nuevas competencias, habilidades, conocimientos, que nos ayuden a afrontar nuevos retos, a mejorar nuestra experiencia, a mejorar la eficacia, la eficiencia y los procesos, disminuyendo los tiempos. Las destrezas se pueden mejorar también en crisis.

Pueden estudiar los cursos por internet, hay muchos cursos gratuitos, con certificación, y esto puede ayudar a mejorar las capacidades. También los cursos del gobierno, es mejor aprender y aprovechar las oportunidades.

No debe parar los planes de estudio, deben ser un punto de apoyo para el desarrollo peruano.  Para cambiar la educación de nuestro país, que debe ser lo más importante.