El doctor Miguel Benito, es 
el actual director de la Clínica
Universitaria de la universidad,
cuya entrevista estuvo a cargo
de Letras TV de la FLCH.

En entrevista al informativo Letras TV de la Facultad de Letras y Ciencias Humanas (FLCH), el director de la Clínica Universitaria, doctor Miguel Benito Masias, informó las diversas medidas que están implementando para asegurar la normal atención de este centro de salud para la comunidad sanmarquina, en medio de la emergencia de salud que vive el país por la pandemia del COVID-19.

Al inicio de la entrevista el director de la clínica, recordó el funcionamiento de dicha dependencia de la universidad, resaltando que esta designada como un centro de producción, es decir que entre sus funciones está el generar sus propios recursos para garantizar un óptimo funcionamiento, aun cuando esta percibe una asignación del presupuesto de la universidad que va para el pago de la planilla y la atención de recursos básicos.

También señaló que hay un pago simbólico para la atención de la comunidad sanmarquina, pero que, sin embargo, siempre priorizan la prestación del servicio, y que, en caso de no contar algún alumno con los medios, esta dependencia, puede exonerar de los costos de ser necesario.

Con respecto al COVID-19, el funcionario indicó que están en constante comunicación con el Comité Central  COVID-19 en San Marcos, presidida por el decano de la Facultad de Medicina, doctor Sergio Ronceros Medrano, debido a que este grupo de trabajo viene diseñando las políticas que tendrá que implementar la Clínica Universitaria en la universidad.

Precisó que la Clínica Universitaria sigue atendiendo de manera especial, durante esta inmovilización decretada por el Gobierno, puesto que el campus alberga una población estudiantil en la Residencia Universitaria, sin contar al personal de emergencia que labora en el Comedor Universitario y a los trabajadores del sector de seguridad.

La Clínica Universitaria tendrá un rol importante en la aplicación de las directivas de la Comisión para el Covid-19 en San Marcos.

En ese sentido, explicó el procedimiento que están siguiendo en estos momentos. Primero se recibe un triaje a través de una llamada telefónica, si se detecta que hay necesidad de atención médica, va el médico que se encuentra de guardia, si este determina un posible caso real de COVID-19, siguiendo con el protocoló llamarán a la Dirección de Redes Integradas de Salud (Diris) Lima Centro, para que se le hagan las pruebas pertinentes y se descarte o determine la enfermedad.

Recordó el caso de un alumno que presentaba ciertas molestias respiratorias, pero que, según la evaluación del médico, no era un caso de coronavirus, sin embargo, por precaución se derivó su caso para descarte para una prueba molecular ante la entidad de salud correspondiente, señalando que dicha prueba dio negativo a la pandemia.

Por ello garantizó la seguridad tanto del paciente como del médico, y ya han establecido las barreras que permitan este objetivo, para lo cual el personal de salud de la clínica estará equipado con mascarillas, lentes y mandiles para su protección. Asimismo, anunció la colocación de acrílicos en sectores donde se tienen contactó con el público, como han hecho ya ciertos supermercados capitalinos en sus cajas.

El doctor Miguel Benito, con respecto al retorno parcial de actividades que se dará postcuarentena, aseguró que la atención en consultorios está garantizada para sectores como medicina general, radiografía y psicología, otros como odontología estarán suspendidos, la clínica informara oportunamente la relación de consultorios que estarán activos.

Asimismo, detalló también que los exámenes médicos, requisito indispensable para la matricula, se ha realizado aproximadamente al 60% de la población estudiantil, y que estos no pueden ser suspendidos debido a que ello permite a la universidad ver el estado de salud de los estudiantes, siendo importante para la detección de enfermedades y su posterior tratamiento.

Por último, indicó el compromiso de la Clínica Universitaria con los más de 50 mil personas que conforman la comunidad sanmarquina, entre docentes, alumnos y trabajadores incluyendo sus familiares, y que para ello siguen trabajando en lograr un mejor servicio, indicando además que vienen gestionando con EsSalud para hacer posible que la clínica se convierta en una Entidad Prestadora de Salud (IPRESS) y así ampliar la cobertura con financiamiento de esta institución del Estado.