Doctor Manuel Espinoza Silva, advierte tomar medidas de prevención.

Ante las declaraciones de la ministra de Salud, Elizabeth Hinostroza, quien alertó sobre la presencia de cuatro casos sospechosos por coronavirus en Lima (3 ciudadanos chinos y una traductora), el médico infectólogo sanmarquino Manuel Espinoza Silva, advirtió las medidas preventivas que debe seguir la población a fin de protegerse de dicha infección.

El especialista, responsable del equipo de Sistema de Información de Salud Pública del Centro Nacional de Salud Pública del Instituto Nacional de Salud, explicó que esta nueva variante del coronavirus se puede transmitir de dos maneras: directa e indirectamente.

La transmisión directa se da cuando una persona infectada está cerca a otra y, al momento de toser, las gotas de saliva llegan a las fosas nasales; mientras que la indirecta se da cuando la persona tose y contamina una superficie, como algún papel toalla, servilleta, etc., y otra persona, al momento de tocar dicha superficie adquiere el virus.

“Es muy importante entender cómo se transmite cualquier enfermedad respiratoria para implementar las medidas de control de infecciones. En ese sentido, la trasmisión de esta variante de coronavirus es de contacto directo e indirecto y, en este caso, se da por gotas de saliva de manera directa e indirecta”, argumentó el médico sanmarquino.

Para evitar este tipo de contagios, advirtió que las personas que tengan algún problema respiratorio eviten salir de casa; que se tenga cuidado con la higiene de las manos, ya que al estar en contacto con alguna superficie, pueden ser un conductor de enfermedades. “Si una persona percibe algún tipo de malestar debe acudir con un médico para que le brinde la orientación más específica”, señaló.

El especialista precisó que este virus es difícil de diferenciar con un proceso viral común, debido a que produce casi los mismos síntomas como fiebre, dolor de cabeza moderado, estornudos y tos.

Sin embargo, refirió que la diferencia radica en que el coronavirus actúa rápidamente en los pulmones. “En pocas horas se produce un compromiso pulmonar, cuadros de neumonía y el pulmón se torna totalmente blanco; es decir, una neumonía grave que requiere el internamiento en la unidad de cuidados intensivos hasta que el mismo cuerpo se defiende y se logre pasar la etapa crítica”, agregó.

Imágenes de la situación que vive la ciudad de Wuhan, China. (fotos: BBC)

Casos sospechosos en el Perú

Sobre el caso de los 3 ciudadanos chinos y la traductora, quienes se encuentran aislados por presentar síntomas del coronavirus, indicó que se les internó por presentar síntomas de resfrío común. La diferencia fue que los tres extranjeros provenían de Wuhan (China), ciudad donde empezó el brote de este nuevo tipo de virus.

Dos ciudadanos chinos llegaron al Perú el 13 de enero y se contactaron con una tercera persona y con la traductora. Los cuatro siguieron trabajando juntos hasta que ayer, uno de ellos fue internado con síntomas de problemas respiratorios. Los tres vienen de Wuhan y tienen síntomas leves y están estables en todo sentido. La traductora recién ayer empezó a hacer fiebre y malestar, pero también está estable”, subrayó.

El doctor Espinoza dijo que, ante esta situación, el Ministerio de Salud activó los protocolos de seguridad de manera de prevención y vigilancia, preparando al país para asumir una probable llegada del virus.

“Para el Perú no se ha emitido alguna alerta sanitaria porque no tenemos ningún caso confirmado que entre en la definición de casos dados por la Organización Mundial de la Salud. A pesar de eso, ya nos estamos preparando para la llegada del coronavirus”, anotó.

Datos

El experto refirió que este nuevo tipo de coronavirus nace de la interacción entre seres humanos y animales, ya que el 85 % de todas las enfermedades transmisibles conocidas primero estuvieron en animales y luego pasaron al hombre.

Comparó este nuevo coronavirus con el virus Síndrome Respiratorio Agudo y Grave (SARS). “Cuando hacemos el promedio y lo relacionamos con otros coronavirus que salieron en el mundo, encontramos que esta nueva mutación produce menos muerte que la que produjo el virus SARS en el año 2002-2003”, manifestó.