El psiquiatra sanmarquino Moisés Gaviria, distinguido profesor de la Universidad de Illinois en Chicago, desarrolló su ponencia en torno al Proyecto Conectoma Humano y su valor respecto a la salud mental.

En el marco de la presentación de la Cátedra Internacional “Humberto Rotondo Grimaldi”, de la Facultad de Medicina de San Fernando, el psiquiatra sanmarquino Moisés Gaviria Vílchez, distinguido profesor de la Universidad de Illinois en Chicago, Estados Unidos, dictó la conferencia “Conectividad cerebral: implicancias clínicas” en la que desarrolló las líneas generales del llamado Proyecto Conectoma Humano (HCP, por sus siglas en inglés).

Lanzado en el 2009 y programado inicialmente por cinco años, este proyecto tiene como objetivo proporcionar una compilación sin precedentes de datos neurales para elaborar un “mapa” cerebral, de modo que puedan identificarse sus principales vías, comparar los circuitos esenciales y hacer zoom en regiones donde se puedan explorar las células que lo componen, así como las funciones que dependen de ellas.

Gracias a la investigación del proyecto se podrá descifrar las complejas redes neurales del cerebro para completar el estudio acerca de la conectividad existente en él.

Para ello, la investigación se fundamenta en el estudio de 1200 cerebros humanos adultos sanos, cuyos datos se irán subiendo a una red informativa, de manera que cualquier interesado pueda tener acceso a los resultados. De esta forma, en su aplicación contra las patologías cerebrales y la salud mental, cuando se solicite el diagnóstico de un paciente ya no se recurrirá a las antiguas pruebas de neurorradiología, que son inservibles actualmente.

“La conectividad es responsable de la conducta humana. La aceptable y la que no. Por medio de su estudio se erigirá la teoría de la nueva psicopatología. Así, restaurar el cerebro dañado identificando las redes neuronales con la nueva tecnología será una tarea para la medicina futura”, afirmó el doctor Gaviria, agregando que con ella se dará un viraje en la perspectiva sobre la relación de los cambios genéticos y los conductuales.

Decano de la Facultad de Medicina, doctor Sergio Ronceros Medrano, anunció que la catedra internacional efectuada fue la primera de tres que se inaugurarán en los meses de julio y diciembre.

Como se sabe, este destacado psiquiatra estudió Medicina en la Decana de América en 1960 y actualmente es miembro honorario de la Asociación Psiquiátrica Peruana. Se ha desempeñado dictando por treinta años el curso sobre psiquiatría en la Universidad de Illinois y ha publicado 150 artículos referidos al tema. Es coautor de cuatro libros y hoy imparte por el mundo sus experiencias en las áreas de especialización sobre neuropsiquiatría, demencia para adultos mayores, y neuropsiquiatría y complicaciones de las enfermedades cardiovasculares y cerebrovasculares.

Inauguración de la cátedra internacional

Reconocimiento a los integrantes de las primeras promociones de residentes de psiquiatría del Hospital Hermilio Valdizán.

Previamente, en la inauguración de la reunión académica, dictada en el paraninfo de la citada facultad el 28 de febrero, el decano, doctor Sergio Ronceros Medrano, sostuvo que esta primera cátedra internacional, efectuada durante la nueva gestión, da continuidad a la actividad académica anterior y abre el desarrollo de este tipo de ponencias a partir de exalumnos o profesionales reconocidos internacionalmente. Al respecto, anunció que este año se dictarán dos cátedras internacionales más, en julio y diciembre.

Por su parte, el doctor Carlos Alberto Saavedra Castillo, director general del Hospital Hermilio Valdizán, coorganizadora del evento, expresó que dirigir actividades que enriquecen el conocimiento fue lo que se propusieron San Marcos y la institución médica que preside a fin de buscar contribuir con la ciencia médica del país.

El público asistente se sumó al homenaje que se rindió al doctor Humberto Rotondo Grimaldi, memorable psiquiatra sanmarquino.

Sobre este último punto, el doctor Gaviria se refirió al momento que pasa dicha ciencia, la cual hoy, sobre todo en el país norteamericano donde radica, se ha convertido en una industria. Por esa razón, exhortó a la nueva generación de médicos peruanos que busquen establecerse en su tierra natal para emprender investigaciones, realizando en este país sus posgrados, o capacitándose en el extranjero para luego volver con el fin de aplicar los conocimientos obtenidos.

La cita también sirvió de ocasión para hacer una evocación y semblanza del ilustre psiquiatra Humberto Rotondo Grimaldi; así como para otorgar un reconocimiento a los integrantes de las primeras promociones de residentes de psiquiatría del Hospital Hermilio Valdizán, y a los doctores Moisés Gaviria y Carlos Alberto Saavedra por su importante participación.