Durante el 2017, autoridades sanmarquinas visitaron los Ivitas. Foto: Ivita de Maranganí.

Al año, son aproximadamente 50 estudiantes del extranjero, de pre y posgrado, que visitan las sedes del Instituto Veterinario de Investigaciones Tropicales y de Altura (Ivita) de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM), atraídos, principalmente, por sus mundialmente reconocidos trabajos sobre camélidos.

“Vienen a nuestras sedes investigadores de diferentes países que cuentan con camélidos, como Canadá, Nueva Zelanda, Australia e Inglaterra, debido a que en estas naciones se ha introducido la alpaca”, declaró el doctor Lenin Maturrano, director del Ivita, en el programa Martes Educativo de Andina.

Agregó que también llegan estudiantes de EE. UU., interesados en especializarse en tecnología de camélidos, de la Universidad de Cornell, Universidad de Davis y de los mejores centros donde se dicta la cátedra de veterinaria.

El Ivita de Maranganí, ubicado en la región Cusco, tiene criaderos de alpacas y cuyes, en los cuales centra sus investigaciones.

Maranganí

En la sede de Maranganí (Cusco), por ejemplo, se ha desarrollado la totalidad de investigaciones de camélidos realizadas hasta la fecha, puesto que cuenta con una considerable población de alpacas y llamas.

“Se han visto desde los aspectos fisiológicos hasta los de reproducción. Los estudios se iniciaron en los años 60 cuando no se conocía mucho sobre esta especie. Nuestros investigadores aplicaron mucha tecnología que ha sido transferida a los criadores de la zona y a otros países”, precisó el director.

En la actualidad, en dicha sede, hay un estudiante de posgrado de la Universidad Complutense de Madrid y recientemente estuvieron tres estudiantes franceses de pregrado en la sede del Ivita de Iquitos.

En la fauna de la región Loreto, se enfoca el estudio realizado por el Ivita Iquitos.

Iquitos

El doctor Maturrano informó que el Ivita Iquitos cuenta, probablemente, con la mayor población de primates en cautiverio de América Latina, con sus, aproximadamente, 1400 ejemplares que se manejan bajo su cuidado, con autorización del Servicio Forestal y de Fauna Silvestre (Serfor) para el manejo y estudio en cautiverio de dicha especie.

“Hacemos evaluaciones de conservación, vemos la parte nutricional. Hay un control de nacimientos. No se hacen ensayos biológicos en ese lugar. Para los estudiantes extranjeros, siempre es atractivo venir a la selva y ver las especies en su hábitat natural, pero en condiciones controladas de manejo, como se tiene en la estación”, indicó.

Destacó que la Decana de América es la única institución universitaria pública, a escala regional, con sedes en distintas zonas del país: Pucallpa, Jauja, Huaral y Lima (además de las de Maranganí e Iquitos), donde se investiga desde los años 60. “Tenemos la infraestructura, la tecnología y el conocimiento”, subrayó.

Comentó que, en la sede de Pucallpa, se han desarrollado investigaciones sobre animales de producción en zonas tropicales. En la de Huaral, hay una gran cantidad de ganado lechero de costa, mientras que en Huancayo poseen ganado adaptado a la altura.

Una de las publicaciones indexadas de la facultad es la Revista de Investigaciones Veterinarias del Perú.

300 publicaciones académicas

“Tenemos más de 300 publicaciones académicas. Muchas investigaciones están centradas en camélidos, fundamentalmente llamas y alpacas. En la sede central (Lima), hay laboratorios destinados a estudiar la parte anatómica, fisiológica, enfermedades y aspectos reproductivos para su mejora genética y conservación. Aquí hay 12 laboratorios, cada uno con una orientación distinta”, expresó.

El director Maturrano manifestó a la Agencia Andina que el 60 % de los 87 investigadores que laboran en el instituto se encuentran en el Registro Nacional de Investigadores en Ciencia y Tecnología (Regina), es decir, han pasado “el registro y evaluación del Concytec, por lo que son considerados docentes-investigadores”.

Debido a la atención permanente de animales menores y mascotas en la sede principal de la Facultad de Medicina Veterinaria, las investigaciones que se efectúan tienen mayor relación con esas especies.

“Por ejemplo, en este campo, tenemos dos investigaciones interesantes. Una para desarrollar metodología de transferencia de sangre entre animales menores (perros y gatos) durante una emergencia. La otra es para evaluar la presencia de un virus capaz de desarrollar tumores en gatos”, concluyó el experto.