Rector de la UNMSM, Orestes Cachay, durante la inauguración de la III Conferencia Regional de Educación Superior en América Latina y el Caribe.

En el ámbito de la educación superior, en estos días, los ojos del mundo latinoamericano están dirigidos a lo que viene aconteciendo en la Universidad Nacional de Córdoba (Argentina), donde se desarrolla un megaevento para debatir sobre la reforma universitaria incubada hace 100 años en dicho centro de educación superior argentino.

Es de tal magnitud este acontecimiento histórico que consultores y expertos de la Unesco y otros organismos decidieron desarrollar la III Conferencia Regional de Educación Superior en América Latina y el Caribe (CRES 2018) en la sede de la citada universidad argentina, coincidiendo con el centenario del también llamado “Grito de Córdoba”, que exactamente se conmemora este viernes 15 de junio.

A dicho evento asistió el rector de la UNMSM, doctor Orestes Cachay Boza, quien ayer, martes 12 de junio, participó como expositor en el Foro 4, el mismo que abordó el tema “Los desafíos de la cooperación sur-sur para la educación superior”.

Rector de la Universidad Nacional de Córdoba, Hugo Juri, en uno de los talleres del evento.

Durante su intervención, el doctor Cachay hizo énfasis en que la universidad se construya desde principios y valores compartidos, como la diversidad cultural, la libertad, el pluralismo y la igualdad, enmarcados en una política educativa con rostro humano que garantice su rol social a través de prácticas de responsabilidad social universitaria.

Sin duda, en este evento por el centenario de la mencionada reforma, se han planteados muchos retos y disyuntivas, y se han ventilado puntos de vista coincidentes y disímiles, pero todos con una honda preocupación por el futuro de la educación superior en Latinoamérica.

Ha trascurrido una centuria y, a la vez de buscar espacios para la reflexión, los asistentes a esta conferencia regional han respaldado que ahora se debe poner en marcha una revolución del conocimiento, al tiempo de vincular la educación superior con la transformación social.