Comisión Permanente del Congreso de la República aprobó texto sustitutorio que devuelve a UNMSM el campus de SJL

El Congreso de la República, a través de la Comisión Permanente, aprobó hoy por unanimidad (16 votos a favor, cero en contra y cero abstenciones) el texto sustitutorio que modifica el Artículo 1° de la Ley N° 29659, que legalmente devuelve a la Universidad Nacional Mayor de San Marcos el Campus de San Juan de Lurigancho que, por efectos de la ley sancionada el 28 de enero del 2011, le había sido arrebatado para formar parte del patrimonio de la Universidad Nacional Tecnológica de San Juan de Lurigancho.

 

La decisión adoptada por el Legislativo es el corolario de una gran cruzada emprendida por la comunidad sanmarquina para evitar el despojo de su patrimonio ubicado en el kilómetro 10,5 de la avenida Wiese. Y es que la ley de creación de la Universidad Tecnológica de San Juan de Lurigancho disponía que esta institución se constituía sobre la base de la sede universitaria sanmarquina, sin considerar que en dicho lugar estudian más de mil alumnos pertenecientes a la Escuela Académico Profesional de Ingeniería Agroindustrial, al Centro Preuniversitario y al Centro de Idiomas de la Facultad de Letras y Ciencias Humanas.

 

Congresista Daniel Mora, Presidente de la Comisión de Educación, Juventud y Deporte del Congreso de la República.

Igualmente, según reconocieron durante la sesión el presidente del Congreso, Fredy Otárola Peñaranda, y el presidente de la Comisión de Educación, Daniel Mora Zevallos, se trata de una rectificación a un grave error en el que incurrió el Parlamento del periodo 2006-2011, que no observó la naturaleza jurídica de la autonomía universitaria, tal como lo evidenció oportunamente el Tribunal Constitucional en su sentencia recaída en el Expediente N° 02107.

 

Congresita Daniel Mora sustenta el Proyecto de Ley 434.

De acuerdo con el proyecto aprobado con voto favorable por todos los grupos políticos representados en el Congreso, el Ejecutivo dispondrá las partidas presupuestarias necesarias para dotar de una sede e infraestructura propia a la Universidad Nacional Tecnológica de San Juan de Lurigancho; es decir, que la nueva universidad tendrá un espacio geográfico apropiado para dar cumplimiento a sus fines.