La procesión del Señor de los Milagros hizo un alto en su tercer recorrido, el 18 de octubre pasado, frente al pórtico del Colegio Real. El motivo fue un espontáneo pero significativo homenaje que le rindieron los trabajadores de las distintas dependencias de esta sede sanmarquina.

Se trata de un escudo diseñado por el pintor Juan Zárate Cuadrado y elaborado por todos los trabajadores de la sede Colegio Real (Seminario de Historia Rural Andina, CILA, Gabinete del Museo de Arqueología, Unidad de Archivo y Control Patrimonial, Comisión Central de Inventario de Bienes Culturales, y Archivo Histórico Domingo Angulo). La procesión pasó frente al pórtico de dicho local, situado en la cuadra 6 del jirón Ancash, aproximadamente a las 5:30 p.m.

 


Para el silueteado de todos los íconos que componen el escudo se empleó aserrín mezclado con agua, tierra negra y musgo. El rellenado fue hecho a base de pétalos y hojas de las flores denominadas pompones, que son las más económicas y sencillas, adquiridas en el mercado de flores debajo del puente Amazonas. El trabajo duró toda la mañana del 18 de octubre.

Dado su carácter espontáneo, el administrador y los trabajadores del Colegio Real solo pudieron saludar al Señor de los Milagros y a la 10ma. cuadrilla desde los altos, con aplausos, vivas y miles de colores de papel picado, a lo que respondieron con una leve venia.

Este homenaje se realizó a iniciativa del administrador del Colegio Real, señor Manuel López, quien coordinó con el pintor Juan Zárate para que diseñe el escudo de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. El financiamiento contó con el aporte económico de todos los directores de cada dependencia de Colegio Real.

 

Ver Galeria de Fotos