Quilca de Checta, figura zooantropomorfa.

Hasta hace unos meses, la historia de las ideas en el Perú antes de la llegada de los españoles era solo fragmentaria e inconexa. Nunca se había tenido una idea secuencial completa en un material específico: las quilcas, o comúnmente llamado también arte rupestre. A partir de ahora, gracias a los estudios realizados por el arqueólogo sanmarquino Gori Tumi Echevarría López, es posible graficar, describir y trazar la trayectoria histórica del pensamiento andino, incluyendo a la escritura, dentro de una secuencia completa para la costa central.

"Las quilcas, más conocidas como arte rupestre, habían sido un material totalmente olvidado y despreciado de las investigaciones arqueológicas, probablemente por una negativa comparación en contra del arte rupestre europeo. Pero el hecho es que aquí específicamente, este material ha demostrado tener una gran antigüedad y ser la base fundamental para el nuevo impulso a los estudios cognitivos en el Perú, que tienen implicancias en la historia de las ideas, y la historia del arte (porque ahí se originan las formas del arte)", comenta.

 

Gori Tumi propone una nueva visión de la historia del Perú precolonial.

El también candidato a doctor en Historia del Arte precisó que las quilcas son la documentación más antigua sobre el arte en Lima, unos dos mil años, anterior a cualquier muestra de arte común reconocida en esta localidad. "En las quilcas se puede ver claramente cómo evolucionan las formas gráficas originales para derivar luego en el arte convencional en Lima. Este desarrollo constituye también testimonio de la gran historia de las ideas, antes de los españoles; que incluyó además el surgimiento y el final de la primera escritura en el Perú, uno de los más altos avances ideológicos", anota Echevarría López, quien asimismo es presidente de la Asociación Peruana de Arte Rupestre (APAR).

Función social

Quilca de Checta, cúpulas.

Al servir de registros, las quilcas cumplían una función social y, como tal, siempre fueron un elemento comunicante. "Hay evidencias que demuestran, por ejemplo, que antes de Chavín existió graficada en quilcas una escritura ideográfica o logográfica. Luego, al decaer se plasmó un arte convencional, comunicativo, y esta tradición siguió su avance hasta la llegada de los españoles. En Lima esta evidencia se presenta tanto en petroglifos, geoglifos como en pinturas (hay evidencias en Lima). Toda esa evidencia nunca había sido tomada en cuenta para trazar la historia del desarrollo cognitivo del hombre andino. Ahora tenemos una idea cabal desde tres mil años a. C. hasta la llegada de los españoles, basados en un solo material. Esto ayuda a reescribir, desde otro punto de vista, la historia precolonial de Lima", asevera.

Este detallado estudio es el resultado final de un largo proceso de investigación científica que ha sido monitoreado por la UNMSM, especialmente por la EAP de Arqueología (Facultad de Ciencias Sociales), la cual puede avalar los resultados. Al ser el único investigador de esta secuencia, Gori Tumi se ha encargado de estudiar, anotar y hacer las observaciones en todos los sitios del área, entre los tres valles: Chillón, Rímac y Lurín. Lo que implica también analizar y contextualizar el material, y elaborar la cronología.

Si bien el descubrimiento de la escritura en Checta fue algo formidable, por la antigüedad y extensión del fenómeno en el Perú, ésta solamente cubre un capítulo del desarrollo cognitivo del hombre en la costa central –unos dos mil años–, mientras el proceso cognitivo graficado en quilcas tiene una duración de entre cuatro mil y cinco mil años.

Caral

Quilca de Checta, motivo zoomorfo, Amaru.

Es importante anotar que los estudios sobre Caral, hechos por investigadores sanmarquinos, le dan un marco social definido al largo proceso descrito, al descubrimiento y al trayecto histórico del desarrollo cognitivo andino.

"Las investigaciones en Caral demuestran que las sociedades del tercer milenio a.C. son sociedades con alto desarrollo cultural, incluso con un nivel estatal de organización social. Eso es bien interesante porque le da un contexto a los primeros intentos de desarrollo cognitivo trazados en quilcas y que después se volvieron escritura", afirma Gori Tumi.

No hay que perder de vista, agrega, que el descubrimiento de una escritura en Lima tiene más coherencia al saber que durante el mismo momento, Caral fue el centro máximo de desarrollo de una sociedad de carácter estatal que abarcó, como bien dice la Dra. Ruth Shady, al menos desde el valle de Supe hasta el valle de Lurín, que es casi la extensión de la escritura en Lima.


"Por supuesto, esto es solo un capítulo fragmentario de todo el desarrollo cognitivo de Lima, pues cuando Caral desapareció como civilización, la tradición de trazar las ideas en piedras continuó permanentemente hasta la llegada de los españoles. Por ello, juega un rol muy importante la llegada de Chavín a Lima", precisa.

Tello

Ambiente de muestras sobre arte rupestre peruano.

Julio César Tello sostuvo en 1923 que la civilización Chavín era la culpable de que se hayan trastocado muchas de las formas del arte local, comportamiento social o la expresión del mundo graficado en diferentes soportes artísticos o en quilcas, como se ve ahora. "Hace algunos años se descubrió una quilca en Cantería que evidencia este hecho, lo cual le da la razón a Tello. Esta quilca muestra imágenes de cabezas en oposición exactamente a como están descritas en la Galería de las ofrendas de Chavín, que fue excavada por Amat y Lumbreras", señala.

Para Gori Tumi esta evidencia ilustra claramente que Chavín afecta el desarrollo social de Lima que había sido precedido por grandes civilizaciones como la de Caral, y que estaba en disolución en ese momento, por lo que trastoca completamente el arte de la costa central graficado en quilcas.

"Nunca se vuelve a tener un parámetro tan coherente como el que fue graficado en la escritura usando un lenguaje abstracto geométrico tal como se ve en las quilcas. Cuando llega Chavín, todo el arte se trastoca y las representaciones cambian constantemente a unas formas figurativas zoomorfas y antropomorfas. Eso quiere decir que Tello tenía razón: el impacto de la civilización Chavín trastocó el desarrollo ideológico de Lima, lo cual es extraordinario porque estamos corroborando con nueva información lo que el maestro Tello desde aquí, desde San Marcos, había planteado para el desarrollo civilizatorio del Perú, especialmente con Chavín", concluye.

 

Gori Tumi durante su participación en encuentro internacional en Nueva Delhi.

Este capítulo notable de la historia peruana fue dado a conocer por Gori Tumi en el Simposio Internacional de Arte Rupestre 2012 “Entendiendo el Arte Rupestre en Contexto”, llevado a cabo en el Indira Gandhi National Center for the Arts, en Nueva Delhi, India, en diciembre pasado, mediante su ponencia "Arte rupestre y desarrollo cognitivo en los albores de la civilización temprana en los Andes, hallazgos e hipótesis".


Contacto en la India

Entrada al salón de exhibición.

El Indira Gandhi National Center for the Arts es una institución dependiente del Gobierno Indio, que, esta vez, sirvió de sede al Simposio Internacional de Arte Rupestre 2012 “Entendiendo el Arte Rupestre en Contexto” en la ciudad de Nueva Delhi. Al evento fueron invitados un grupo selecto de especialistas mundiales a exponer los avances de las investigaciones rupestres de cada país, incluyendo participantes de los cinco continentes, además de especialistas de renombre mundial como el australiano Robert Bednarik (coodinador de la Federacion Internacional de Organizaciones de Arte Rupestre y uno de los más reputados especialistas del planeta) y el italiano Enmmanuel Anati (director del Centro de Investigaciones Prehistóricas Camuno en Italia).

 

Artículo de Gori Tumi publicado en libro compilatorio de simposio sobre arte rupestre en la India.

 Los únicos representantes de América fueron el norteamericano Lawrence Loendorf (PhD por la Universidad de Missouri, Columbia), el cubano Racso Fernández (Grupo Cubano de Investigaciones de Arte Rupestre) y el peruano Gori Tumi Echevarría López (UNMSM-APAR). Todas las exposiciones fueron en inglés y se llevaron a cabo ininterrumpidamente durante el encuentro.


Durante el evento también se desarrolló la Exposición Mundial de Arte Rupestre, en la que exhibieron sitios con quilcas del Perú, tales como las de Toro Muerto en Arequipa, Checta y Cantería, cuyas referencias y gráficos fueron coordinados con Gori Tumi.