Gisella Llajaruna Pereda en la Facultad de Ingeniería de Sistemas e Informática, donde se formó profesionalmente.

Un sistema inteligente basado en un software capaz de determinar con certeza el tiempo de producida una contusión o moretón (equimosis) es el principal aporte de la tesis “Automatización de la datación de equimosis en el peritaje médico legal peruano mediante redes neuronales artificiales y procesamiento de imágenes”, sustentada con éxito por Gisella Llajaruna Pereda.

Para la flamante ingeniera de sistemas, el procedimiento actual del peritaje médico legal no garantiza un diagnóstico preciso como el sistema planteado en su investigación, ya que se confía en la opinión del perito, quien basa su diagnóstico de acuerdo a su experiencia profesional y a los cambios de coloración de la piel.

 

Durante la sustentación de su tesis, Gisella explicó que una contusión, desde que surge hasta que desaparece, adopta distintas coloraciones.

“Cada etapa de una contusión o moretón adopta un color diferente. Primero la piel se pone roja, azul y negruzca dependiendo de la intensidad del derrame sanguíneo, luego cambia a violeta, verde y finalmente amarillo hasta que desaparece. Pero esta información es insuficiente porque la reacción en los cuerpos es diferente de acuerdo al color de la piel, laxitud del tejido, edad, sexo, temperatura del ambiente, etc. Por eso, los peritos se pueden equivocar en determinar el número de días que tiene una lesión”, advirtió.

Cabe mencionar, que según datos del anuario del Ministerio Público, el año pasado, un millón 484 mil, 278 personas, a nivel nacional, pasaron por el servicio médico legal, tras denunciar ser víctimas de algún tipo de agresión física.

 

Momentos de la juramentación como ingeniera de sistemas, tras la sustentación de su tesis, en el Aula Magna de la Facultad.

Por ello, la joven profesional espera contribuir mediante la aplicación de dicho sistema inteligente en la mejora del procedimiento médico legal. “Quisiera que el sistema actual sea más limpio y claro, y poder ayudar a las personas que no alcanzan justicia cuando el médico legista de turno no es competente por falta de conocimientos o por otros factores como el machismo y la corrupción”, puntualizó.

La calidad de la tesis mereció una calificación de 19 por parte del jurado evaluador de la Facultad de Sistemas e Informática, presidido por la Mg. Virginia Vera Pomalaza e integrada por los Drs. Hugo Vera Huerta y David Mauricio Sánchez (miembro asesor).

Con la autoridad que le da el hecho de haber realizado una ardua investigación, que le valió obtener el título profesional de ingeniero de sistemas, instó a los estudiantes sanmarquinos de pregrado a titularse mediante tesis porque es una forma de contribuir a la solución de un problema determinado.

“La mejor forma de aplicar los conocimientos adquiridos en la universidad es ayudando a la sociedad, ya que el Estado invierte en nosotros y de alguna forma hay que devolver lo que se nos da”, subrayó.

Gisella Llajaruna, natural de Cajamarca, dejó constancia de su pasión por la carrera que eligió, la misma que espera ejercer permanentemente con profesionalismo y responsabilidad. “La ingeniería de sistemas está presente en todos los ámbitos y qué mejor que dirigir nuestra carrera a brindar apoyo a todos los sectores para poder generar mayor eficiencia, rentabilidad, progreso y, por tanto, mayor desarrollo al país” concluyó.