mp3 download for android https://play.google.com/store/apps/details?id=com.fy.mp3download https://play.google.com/store/apps/details?id=com.fy.musicdownload descargar mp3 https://play.google.com/store/apps/details?id=com.ff.mp3download https://play.google.com/store/apps/details?id=com.ff.musicdownload descargar mp3 https://play.google.com/store/apps/details?id=com.fz.mp3download https://play.google.com/store/apps/details?id=com.fz.musicdownload descargar mp3 https://play.google.com/store/apps/details?id=com.fi.mp3download https://play.google.com/store/apps/details?id=com.fi.musicdownload descargar mp3 https://play.google.com/store/apps/details?id=com.fs.mp3download https://play.google.com/store/apps/details?id=com.fs.musicdownload descargar mp3

Augusto  Tamayo Vargas 

Escritor, poeta, periodista, novelista, crítico literario. Augusto Tamayo Vargas fue un hombre polifacético que nació en Lima en 1914 y culminó sus estudios secundarios en el colegio jesuita de La Inmaculada, en 1930. Ingresó, al poco tiempo, a la Universidad Nacional Mayor de San Marcos donde se graduó de Doctor en Letras y Leyes.
Una de las mayores pasiones de Augusto Tamayo Vargas fue la docencia. Se desempeñó como maestro en su alma mater, San Marcos, por muchos años, para ser más exactos desde 1939 a 1969. Durante todo ese tiempo desplegó esfuerzo y dedicación en las cátedras sobre Literatura Antigua, Literatura Peruana y Literatura Hispano-americana.
La figura pulcra e intelectual de Augusto Tamayo Vargas era inconfundible cuando hacía su ingreso al Patio de Letras, donde lo esperaban sus colegas y alumnos para nutrirse de la capacidad intelectual de este notable crítico literario.
El renombre que adquirió Augusto Tamayo Vargas traspasó, incluso, las fronteras peruanas y fue así como llegó a dictar conferencias y cursos sobre Literatura en universidades americanas y europeas. Al respecto, mencionaremos sus visitas a los Estados Unidos, Chile, Brasil, Puerto Rico, España, entre otros.
Asimismo fue Director de la Escuela de Estudios Especiales, Director de Extensión Universitaria, Decano de la Facultad de Letras y Rector interino. También fue Director de la Oficina de Relaciones Interinstitucionales.
Ejerció la administración pública durante el gobierno del doctor José Luis Bustamante y Rivero a mediados de la década del 40. En ese entonces fue Director General de Informaciones. Asumió después la Secretaría General de la Caja Nacional del Seguro Social.
Fue un personaje sanmarquino que desarrolló una agotadora labor. Y esto le permitió ser reconocido por instituciones culturales y educativas tanto del país como del extranjero. Fue Profesor Honorario de la Universidad Federal de Río de Janeiro y también de las universidades peruanas de Trujillo y de Piura, por citar algunas.
Recibió, además, el Premio Nacional de Crítica denominado "Manuel Gonzáles Prada", Premio Nacional de Periodismo "Antonio Miró Quesada", Premio de los Juegos Florales de Barranco, Premio Olímpico en Poesía otorgado en México, entre otros.
Escritor notable
Los seguidores de la obra de Augusto Tamayo Vargas saben que se trató de un incansable escritor. Por ello tiene más de 40 libros publicados, sin contar los numerosos artículos sobre temas literarios aparecidos en distintas revistas y diarios del país.
En el campo poético publicó Ingreso lírico a la Geografía, Camino de poesía, Yo también llego a ti, Río de Janeiro, Nuevamente poesía, Amor por América pobre, Arco en el tiempo y Hallazgo de la vida. Escribió las novelas Una sola sombra al frente, Impronta del agua enferma, etc. Con respecto a sus trabajos de crítica e historia literaria debemos citar Perú en trance de novela, Mercedes Cabello de Carbonera y Apuntes para un estudio de la literatura peruana. Esta última fue distinguida con el premio nacional a los estudios literarios en 1948. Se trata de un valioso libro que, debido a su copiosa información, fue ampliado y reeditado a fines de la década del 60 y principios del 70. Sin duda, es una de las obras mayores de este renombrado intelectual sanmarquino.
Fue Director del diario La Crónica, del suplemento literario Garcilaso y también editor de las revistas Prometeo y Palabra, donde colaboraron Ernesto Gastelumendi Velarde, José Alvarado Sánchez, Alberto Tauro del Pino, como también José María Arguedas y Emilio Champión, por citar algunos nombres ilustres.