mp3 download for android https://play.google.com/store/apps/details?id=com.fy.mp3download https://play.google.com/store/apps/details?id=com.fy.musicdownload descargar mp3 https://play.google.com/store/apps/details?id=com.ff.mp3download https://play.google.com/store/apps/details?id=com.ff.musicdownload descargar mp3 https://play.google.com/store/apps/details?id=com.fz.mp3download https://play.google.com/store/apps/details?id=com.fz.musicdownload descargar mp3 https://play.google.com/store/apps/details?id=com.fi.mp3download https://play.google.com/store/apps/details?id=com.fi.musicdownload descargar mp3 https://play.google.com/store/apps/details?id=com.fs.mp3download https://play.google.com/store/apps/details?id=com.fs.musicdownload descargar mp3

Cayetano Heredia 

Catacaos, provincia de Piura, es el suelo norteño que vio nacer al ilustre José Cayetano Heredia un 5 de agosto de 1797. La pobreza y el desamparo que rodeaba a su familia hizo que el joven cataquense viajara con muchas expectativas a la capital, en ese entonces centro de la enseñanza preparatoria y científica. Así, a los 15 años llega a las puertas de San Fernando, donde es recibido por el presbítero Fermín Goya, escogido por el entonces rector, Hipólito Unanue, para que sirviera de guía a las vocaciones médicas de la juventud peruana, este lo adopta y es él quién peso decisivamente en el destino de Cayetano Heredia.

En San Fernando:
Cuando Heredia llega a San Fernando, en 1813, el ambiente que se vivía era de acontecimientos más políticos que académicos, pero a pesar de ello llevaba una vida verdaderamente conventual ya que en esos tiempos era fundamental en los alumnos una impregnación con la religión.
En junio de 1813 fue nombrado ecónomo del colegio, y poco después pasó a la cátedra de anatomía. En agosto de 1823 se graduó de Bachiller, ya en agosto de 1826 llegó a la consagración como "Profesor de Medicina" título profesional de los médicos de la época. Heredia, muchas veces rehuía del cuerpo de los compromisos políticos, tan frecuentes, pero sin embargo no se excusó de servir en lo que atañía a su profesión, saliendo a las crudas campañas del Perú, obtuvo el cargo de cirujano y inspector general de hospital militar.
Labor Infatigable
Nombrado rector del Colegio de la Independencia, por el presidente Orbegoso, en el año de 1834 hasta 1839, encontró vasto campo donde ejercitar sus intenciones y realizarlas con provecho, pero varios eran los inconvenientes: escasez de fondos, alumnos sin medios de subsistencia, etc.
Heredia fue el último protomédico del Perú, pues el tribunal del Protomedicato desapareció el 30 de diciembre de 1848 y fue reemplazada por la junta directiva de medicina.
Ante esta situación, Heredia, ya con un cargo propio en el Colegio, otro fue ya el favorito pensamiento que tenía para poner las ciencias que allí estudiaban al nivel de los adelantos de Europa, y principalmente de la escuela francesa.
Entonces la esperanza volvió a renacer, profesores que siguieron los pasos del ilustre, recibieron en ésta época una vasta preparación académica. A muchos de sus alumnos cuyas intelectualidades dotes conocía, los envió a Europa para que perfeccionasen sus estudios, con dinero del propio Heredia, ya que el colegio no contaba con los medios necesarios.
El 9 de setiembre de 1856 el gobierno expidió el reglamento orgánico para la facultad de Medicina de la Universidad de Lima, todo ello se debió a un informe enviado por Heredia en febrero de 1856, al gobierno para la creación de la facultad de Medicina.
Dicho informe fue aprobado el 6 de Octubre de 1856, donde se inauguró la Facultad de Medicina en el antiguo local de la plaza Santa Ana, siendo nombrado como primer decano de la Facultad de Medicina, el doctor Heredia. En la Facultad formuló grandes ideas, dando a sus alumnos el sinfín de conocimientos que tenía y que mejor, compartiéndolo con los sanfernandinos.
Heredia dejó de existir un 10 de junio de 1861, a la edad de 74 años, luego de una carrera llena de logros como también de tropiezos, pero que sin lugar a duda nos dejó una huella imborrable de gran profesional, ciudadano y sentir humano.