Inicio Gestión institucional Convenios y becas Estudiantes Postulantes Agenda Home

Joyas bibliográficas

Un Fondo muy reservado

Por: Rosalyn Polanco M.

Colección bibliográfica del siglo XIX y XX.

c.u. 04-03-2004| San Marcos tiene la fortuna de disponer de un espacio que quizás pocos conocen - el Fondo Reservado - que además de otras colecciones importantes, posee una muy importante colección de folletos peruanos del siglo XIX y comienzos del siglo XX. Otras instituciones no tienen estos ejemplares difíciles de obtener y más aún de preservar en el tiempo. Los folletos se refieren a situaciones y temas de especial trascendencia que permiten reconstruir la historia del Perú.

Con el propósito de hurgar sobre las joyas bibliográficas depositadas en la Biblioteca Central Pedro Zulen, nos dirigimos al sótano. Al bajar las escaleras encontramos la Sala de la Unidad de Investigación en el Fondo Reservado, donde amables bibliotecarios cuidan celosamente los tesoros allí guardados.

Alberto Loza Nehmad, jefe de esta unidad, nos invita a pasar al interior de esta sala donde observamos varios estantes, formando filas que parecen soldados en espera de una orden.

¿Qué encierran estas filas?

Ensayo sobre la vida del Gral. Simón Bolivar.

Publicaciones originales que tienen menos de 60 páginas, donadas por personas distinguidas del país y del extranjero y autoridades de San Marcos del siglo XIX y principios del siglo XX. Existen 2539 folletos en 295 volúmenes inventariados o clasificados por diversos temas: Literatura, Economía, Ciencias Sociales, Medicina, Historia, Derecho, Religión, etc.

Estos folletos fueron empastados y sellados por la universidad entre los años 1820 y 1840; sin embargo se conservan en buen estado, gracias a la calidad del papel trapo que utilizaron en la época, que no se deteriora fácilmente a causa de la humedad del ambiente.

Además, gracias a una importante donación que hizo el año pasado la Universidad de Harward, se están recuperando y restaurando muchos libros y parte de estos folletos.

Encargados del cuidado de los folletos.

El aire acondicionado que existe en la sala permite controlar las variaciones de temperatura y de humedad. Sin embargo, aún se necesitan deshumedecedores para un mejor control del medio ambiente. También sería necesario instalar computadoras para el uso exclusivo de los investigadores o usuarios ocasionales.

Quienes escribían los folletos eran personas que realizaban labores públicas y necesitaban hacerse oír; en otros casos eran políticos que querían defenderse de imputaciones o calumnias; o gente común que necesitaba denunciar atropellos o vejaciones.

Uno de los más antiguos es el Manifiesto y documentos de las negociaciones de Punchauca, entre los diputados de los generales José de San Martín y José de la Serna en 1821.

Actualmente se quiere dar a conocer al público en general toda esta riqueza, a través de la base de datos que se encuentra en la sala principal de la biblioteca y posteriormente a través de un catálogo electrónico que está en plena elaboración.

La sala del fondo reservado esta abierta al público en general.

Esta sala está destinada a los investigadores y público en general que deseen conocer la bibliografía de la época. Sólo se tiene que presentar una carta simple, donde se especifique datos personales, áreas de interés e institución a la que pertenece.

En el 2003 visitaron esta sala 747 usuarios, entre investigadores, profesores y alumnos de la universidad y de otras instituciones. Atiende en este lugar personal especializado. Se espera que este año las visitas se incrementen, porque estas joyas brillan más cuando algún investigador las utiliza.


¿A qué se llama folleto?

El catedrático Juan Gargurevich Regal, principal teórico y académico de los medios de comunicación explica en breve el significado de la palabra folleto.

"Es una publicación no periódica de no más de 60 páginas, de propaganda o de opinión. Se conoce su existencia desde la colonia, pero llega a ser popular en los primeros años de la república. Era redactado por cualquier persona que quería exponer sus puntos de vista y no podían ser recogidos por los periódicos.

Por existir gran multitud de folletos son difícil de clasificar, pero su lectura es indispensable para estudiar la historia del Perú, es decir no por ser breves, dejan de ser importantes".

 


Títulos importantes

Títulos de algunos de los folletos:
- Ensayo sobre la conducta del general Bolívar. 1826
- La influencia de las Bellas Artes en el progreso moral y material de los pueblos. 1877.
- Memorias que presenta Ricardo Palma como director de la Nueva Biblioteca Nacional. 28 de julio de 1884.
- Educación Física. Plan graduado y analítico. 1899.
- La ínsulas extrañas de Emilo Adolfo Westphalen. 1933.


Un folleto de 1521

El Fondo está a cargo del historiado Alberto Loza Nehmad, quien hace uso de la historia y de los datos que conoce para lograr el orden adecuado en el Fondo Reservado, que se caracteriza por preservar colecciones especiales por su rareza. Hay materiales valiosos que tienen entre 300 a 400 años, razón por la cual necesitan de un manejo cuidadoso y profesional.

La obra más antigua que se conserva es Tractavs de Remediis contra Praeivdiciales Sententias, vel damnofas Executiones, quae ab Aduocatis, caufarúmque Patronis iuxtapraxim opponifolent, escrito en 1521 por el jurisconsulto Vicentio Caroccio Tvdertino y cuya traducción es: Tratado de remedios contra sentencias perjudiciales o ejecuciones dañosas.

Existen colecciones completas de revistas como Colónida de Abraham Valdelomar y Amauta de José Carlos Mariátegui. Además de colecciones donadas por Víctor M. Maúrtua, destacado jurista internacional y Julio C. Tello sobre Antropología, historia y biología humana.

 

 

 

Arriba

 

 

© Unidad de Página Web - O.G. de Relaciones públicas 2004 - U N M S M